Ya no hay árbitros para frenar violencia en México
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Ya no hay árbitros para frenar violencia en México

COMPARTIR

···
Nacional

Ya no hay árbitros para frenar violencia en México

Ernesto López Portillo, asesor en temas de seguridad, habló en La Nota Dura sobre las condiciones actuales de violencia en México y las circunstancias que han permitido su escalada en el último año.

Redacción
30/06/2017
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
,


El director el Instituto para la Seguridad y la Democracia, Ernesto López Portillo, comentó que el Estado ha generado un vacío gubernamental que impide detener la escalada de violencia en el país.

Los sistemas de control del Estado se cayeron”, dijo el especialista, “ya no son capaces de imponer reglas para frenar la violencia en México”.

Portillo aseguró que el narcotráfico es parte importante en los actos de violencia en el país, aunque en épocas anteriores el Estado tenía mayor capacidad de respuesta.

La administración del mercado de drogas nace en el poder político mismo, pero antes se imponían reglas del control de la violencia.

Hoy hay un desastre en el mercado sin árbitros capaces de imponerse”, reconoció. 

Nunca hemos estado en paz, pero hoy hay estados de la República que registran un promedio de entre 50 y 60 homicidios por cada 100 mil habitantes; en algunos países el promedio es de 1 o 2, agregó López Portillo.

Acerca de las acusaciones de espionaje gubernamental surgidas en las últimas semanas, dijo que es una práctica común en la política y resulta desalentador su normalización, aunque reconoció que la alternativa tampoco es muy alentadora.

“En pasillos del poder político dicen que el espionaje es normal, mi preocupación es que la alternativa es el autoritarismo abierto.

“Hay dos tipos de países, los que tienen controles sobre la denominada seguridad nacional y los que no tienen controles”, agregó.

López Portillo advirtió que el espionaje gubernamental será difícil de regular, ya que es un instrumento utilizado por el Estado con objetivos de seguridad nacional.

“La seguridad es un tema de paradojas, los estados en todo mundo espían. No hay Estado que pueda confirmar que no utiliza herramientas de espionaje, porque es aceptado que el espionaje es una herramienta de trabajo”, concluyó.

,
,,