Nacional

Voy a Colima a ser gobernador: Preciado

El senador panista confirma que este jueves solicitará licencia a su cargo y que a partir de viernes se meterá de lleno a la contienda interna del blanquiazul, primero, y luego a la campaña por la gubernatura de esa entidad.
Rivelino Rueda
12 febrero 2015 10:6 Última actualización 12 febrero 2015 10:14
Jorge Luis Preciadp, senador PAN (Cuartoscuro)

Jorge Luis Preciado dijo los colimenses "están ávidos de que se dé la alternancia". (Archivo/Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. “Soy en candidato que puede ganarle al PRI en Colima”, suelta el hasta hoy coordinador de los senadores del PAN, Jorge Luis Preciado.

Sonriente, con el pecho erguido, el panista confirma que este jueves solicitará licencia a su cargo y que a partir de viernes se meterá de lleno a la contienda interna del blanquiazul, primero, y luego a la campaña por la gubernatura de esa entidad.

Trastabilla cuando se le pregunta si es el “candidato del dedazo” del líder nacional del Partido Acción Nacional, Gustavo Madero, pero luego afirma que su aspiración fue respaldada por los panistas colimenses, por la dirigencia nacional e, incluso, por los 37 senadores de ese instituto político.

Pero al anuncio de Preciado Rodríguez sólo asisten tres senadores: el que será el coordinador parlamentario interino, Fernando Herrera Ávila; el duranguense José Rosas Aispuro y el potosino César Octavio Pedroza Gaitán.

Sin embargo, dice que deja un grupo parlamentario en “estado de armonía” e, incluso, presume que el senador Ernesto Cordero Arroyo --a quien relevó el 21 de mayo de 2013 por instrucciones de Madero Muñoz, luego de una severa crisis al interior de la bancada—“es mi amigo; con él no tengo ninguna diferencia”.

Luego presenta a Fernando Herrera como coordinador interino de la fracción parlamentaria, pero aclara que será el presidente nacional del PAN quien ratifique a él o a otro senador como nuevo líder de la bancada.

ALTERNANCIA

¡Hasta que sea candidato habrá mariachi!”, revira el panista, a un año de que se vio envuelto en un escándalo por la realización de una fiesta a su esposa en las oficinas de la Junta de Coordinación Política de la Cámara alta, cuando presidía ese órgano legislativo y en donde corrió el alcohol y la música mexicana sin ningún recato.

Jorge Luis Preciado no se aparta de su tradicional estilo de hacer política. Bromea y suelta uno que otro chascarrillo cuando se le pregunta sobre cómo le va a hacer para arrebatarle al PRI uno de sus principales bastiones.

Agarra vuelo y lanza: “Le vamos a ganar al candidato de Los Pinos (José Ignacio Peralta). Le vamos a amarrar las manos al gobernador (Mario Anguiano Moreno) y al gobierno federal. Vamos a vigilarlos de cerquita porque son muy mañosos. Los colimenses están ávidos de que se dé la alternancia”.

El senador que echaba unos “caracoles de la suerte” para definir el futuro de las reformas estructurales reitera que su precandidatura se dio por méritos propios y por su nivel de competitividad en el estado y no por una negociación en el Comité Ejecutivo Nacional del PAN.

De hecho, asegura que en ello estuvieron de acuerdo los otros aspirantes: el alcalde de Manzanillo, Virgilio Mendoza; la diputada federal, Martha Sosa Govea, y el exsenador Jesús Dueñas Llerenas.

Preciado Rodríguez se despide y dice que sólo regresará al Senado como gobernador de Colima.Pero antes sentencia: “No me voy a mi estado nada más a pasar por un experimento electoral”.