Nacional

¿Vives en el Valle de México?, respiras 6.5 kilos de contaminantes al día

Los habitantes del área metropolitana respiramos 180 mil toneladas de sustancias contaminantes al día, equivalentes a 6.5 kilos por persona, lo cual ocasiona un alto número de muertes por enfermedades respiratorias agudas, según cifras de la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud.
Redacción
04 marzo 2015 21:20 Última actualización 05 marzo 2015 16:23
ME Contaminación

ME Contaminación

CIUDAD DE MÉXICO.- En la atmósfera de la Zona Metropolitana del Valle de México flotan todos los días más de 180 mil toneladas de 120 sustancias contaminantes, las cuales respiran más de 29 millones de habitantes.

Esto ha contribuido a que el número de muertes por enfermedades respiratorias agudas e influenza se triplicara en el país en cuatro años, al pasar de mil 148 casos, en 2010, a tres mil 18, en 2014, de acuerdo con datos de la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud.

Sin embargo, el Health Effects Institute (HEI, por sus siglas en inglés) da, en su estudio, más reciente, una cifra más alta, al afirmar que 20 mil 500 mexicanos perdieron la vida de manera prematura por causas asociadas a la contaminación del aire, en 2010.

Estos datos colocan al país, según Global Burden of Disease, con la tasa de mortalidad más alta de América Latina (18 casos por cada 100 mil habitantes), aunque menores a las de Estados Unidos y Canadá, pero en constante crecimiento.

Por supuesto, la contaminación y sus consecuencias ocasionan para el país un costo aproximado de 532 mil 679 millones de pesos al año, de acuerdo con el último reporte del Sistema de Cuentas Económicas y Ecológicas México 2012, del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).


POCOS PERO MUY TÓXICOS

Los contaminantes del aire son compuestos en forma de gas o partículas que se encuentran en concentraciones bajas, pero con características de toxicidad o persistencia que representan un peligro a la salud.

Destacan gases, metales y compuestos como el plomo, metanol, benceno, tolueno, xileno, mercurio, cromo, níquel, arsénico inorgánico y otros, emitidos por la industria, el transporte, los servicios y los hogares.

También existen contaminantes biológicos generados a partir de material vivo o en descomposición; por ejemplo, moho, esporas, plagas, partes de insectos, restos de piel humana o animal, cuya presencia puede tener un impacto significativo en la calidad del aire.

Hay material sólido, líquido y gaseoso en los contaminantes, indica Rodolfo Sosa Echeverría, del departamento de Contaminación Ambiental del Centro de Ciencias de la Atmósfera de la UNAM, quien asegura que hay especialistas que trabajan en la parte microbiológica, en la cual se observan bacterias y otros organismos presentes en el ambiente que pueden causar enfermedades.

Datos de la Secretaría del Medio Ambiente del DF, señalan que permanecer en calles con mucho tráfico pueden aumentar en 70 por ciento los casos de bronquitis, 80 por ciento los de neumonía y 10 por ciento los síntomas de asma en menores.

Otras investigaciones en salud indican que el riesgo de sufrir un infarto al miocardio se puede incrementar casi tres veces al estar en el tráfico vehicular.

La alta exposición a emisiones vehiculares por residir cerca de vialidades principales, puede aumentar en 60 por ciento la prevalencia de enfermedad coronaria al corazón.

Al respecto el doctor Humberto Bravo, investigador del Centro de Ciencias de la Atmósfera de la UNAM, indica que la gente “no se caerá muerta” por la mala calidad del aire que se respira, pero los niños ahora serán más alérgicos y con enfermedades respiratorias.

Otro de los grupos en mayor riesgo son los despachadores de gasolina, quienes “están en una nube de vapor envuelto, ocho horas al día”, según refiere el especialista, al abundar que algunas de las sustancias que más respiran son el benceno y el tolueno, dos tóxicos peligrosos para la salud.