Violencia y desigualdad, parte de la vida cotidiana de niñas y adolescentes: CNDH
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Violencia y desigualdad, parte de la vida cotidiana de niñas y adolescentes: CNDH

COMPARTIR

···

Violencia y desigualdad, parte de la vida cotidiana de niñas y adolescentes: CNDH

El organismo pidió eliminar la discriminación contra niñas y adolescentes y permitir su incorporación plena y en condiciones de igualdad a la educación, capacitación, empleo y ciencia.

Redacción
11/10/2018
La iniciativa ayuda a las niñas a superar los estereotipos tradicionales de que las carreras STEM son sólo para hombres.

CIUDAD DE MÉXICO.- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) indicó que niñas y adolescentes enfrentan un escenario de desigualdad y violencia por lo que pidió implementar las medidas que permitan lograr la igualdad entre mujeres y hombres.

También dijo, y la cual es tarea de los tres órdenes de gobierno, se debe eliminar la discriminación contra niñas y adolescentes y permitir su incorporación plena y en condiciones de igualdad a la educación, capacitación, empleo y ciencia.

En el marco del Día de la Niña que se conmemora este jueves, el organismo comentó que se deben eliminar las barreras jurídicas, económicas, sociales y culturales que les impiden acceder a esas esferas sociales.

El organismo señaló que de acuerdo a la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH) 2016, el 39.9 por ciento de mujeres de 15 años y más que ha experimentado violencia sexual en el ámbito escolar señala que sus compañeros son los principales agresores, seguido de sus compañeras y maestros.

Asimismo, el Registro Nacional de Personas Desaparecidas da cuenta que, de 2012 a abril de 2018, han desaparecido seis mil 614 niñas, niños y adolescentes, de los cuales el 58.9 por ciento son niñas y adolescentes.

Ante esta situación, la CNDH llamó a familias, comunidades y el Estado reconozcan su carácter de titulares de derechos y promuevan, respeten, cumplan y protejan su dignidad y los derechos reconocidos por la Constitución, instrumentos internacionales de derechos humanos y la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes.

De esta forma, las acciones, políticas, programas, decisiones y mecanismos deben garantizar que sus derechos atiendan a su interés superior, e incorporen un enfoque diferenciado que valore la diversidad de identidades, vivencias y opiniones de cada una de ellas.