Nacional

Venta del nuevo avión presidencial sería pérdida de 128.2 mdd: Presidencia

La fecha de llegada del nuevo avión presidencial está condicionada a la realización de las últimas pruebas y a la certificación del equipamiento interior por parte de la Federal Aviation Administration de los Estados Unidos. 
Eduardo Ortega 
14 enero 2016 16:37 Última actualización 14 enero 2016 17:38
El nuevo avión presidencial está por llegar a tierras aztecas

El nuevo avión presidencial será entregado en las próximas semanas. (Especial)

CIUDAD DE MÉXICO.- Si el nuevo avión presidencial 'José María Morelos y Pavón', modelo Boeing 787-8, se vendiera a alguna aerolínea comercial, su venta representaría una pérdida de más del 58 por ciento de su costo, es decir, 128.2 millones de dólares, aseveró la Presidencia de la República.

La aeronave, adquirida por el gobierno de Felipe Calderón, será entregada al Estado Mayor Presidencial en las próximas semanas, dijo Presidencia en un comunicado este jueves.

La fecha está condicionada a la realización de las últimas pruebas y a la certificación del equipamiento interior por parte de la Federal Aviation Administration de los Estados Unidos (FAA), agregó.

Aclaró que el costo total del avión, incluyendo ingeniería, instalación de sistemas, adecuaciones de estructura, equipamiento de cabina, certificaciones y un paquete de refacciones, fue de 218.7 millones de dólares, que se pagaron a 13.5 pesos por dólar, dado que también se adquirió una cobertura del tipo de cambio.

"Esto significa que el costo real, pagado en pesos por la totalidad de la aeronave con su equipamiento, fue de 2 mil 952.4 millones de pesos".

La Presidencia informó que en un contexto de ajuste presupuestal en septiembre pasado el presidente Enrique Peña Nieto ordenó que la Secretaría de Hacienda realizara un estudio que aportara los elementos necesarios para determinar, con base en elementos técnicos, financieros y de Seguridad Nacional, la conveniencia de vender o mantener el B787-8 para uso del Estado Mexicano.

En cumplimiento de la instrucción presidencial, Banobras contrató a Ascend Flightglobal Consultancy, empresa internacional especializada en valuación y asesoramiento para la compra y venta de aeronaves.

El estudio concluyó además que de comercializarse con su configuración actual en el mercado de aeronaves privadas, se prevé que la venta podría concretarse en un plazo de entre 12 y 24 meses, dada las características de este mercado y la complejidad del contexto económico actual.

Así, si se vendiera en 24 meses, la pérdida podría ascender a 30 por ciento de su valor (65.9 mdd) y en 36 meses a cerca de 35 por ciento (76.2 mdd).

"En virtud de la pérdida que ocasionaría la venta al erario público y a que prevalecería la necesidad de renovar el avión presidencial a un tipo de cambio mayor, se determinó conservar la propiedad de la citada aeronave."