Nacional

El país va a elegir entre un cambio con rumbo y un salto al vacío: Meade

El aspirante a la candidatura presidencial recibió el respaldo de los 32 comités directivos estatales para que sea el abanderado presidencial del PRI.
Mariana León | Magali Juárez
30 noviembre 2017 13:18 Última actualización 30 noviembre 2017 13:45
José Antonio Meade

(Especial)

CIUDAD DE MÉXICO.- En 2018, México se va a enfrentar a la decisión histórica de elegir entre un cambio con rumbo y un salto al vacío, advirtió el aspirante presidencial del PRI, José Antonio Meade, quien convocó a la militancia a sumar esfuerzos para defender lo que se ha logrado en el actual sexenio.

En la sede nacional del tricolor, el exsecretario de Hacienda recibió el respaldo de los 32 comités directivos estatales para que sea el abanderado presidencial del partido y le expresaron su confianza en que se encargará de llevarlos a la victoria en 2018.

Les solicitó su apoyo para caminar juntos rumbo a los próximos comicios y dijo que es una decisión muy relevante la que tomó el partido al reconocer la necesidad de hacer modificaciones y tener la generosidad de abrirse para invitar a los simpatizantes a hacer equipo.

Resaltó los logros que con visión ha logrado Enrique Peña Nieto, con las reformas estructurales, por lo que pidió a los militantes que lo apoyen en su proyecto y salgan juntos a defender los logros alcanzados.

Por ello, Meade subrayó que en 2018, el dilema de los electores mexicanos será entre dos: “Este país va a enfrentar una decisión histórica, va a enfrentar una decisión entre un cambio con rumbo y un salto al vacío, va a enfrentar una decisión entre la experiencia y lo correcto”, expresó.

En su discurso, el aspirante presidencial puntualizó que sólo tendrán éxito si todas las secciones, comités, organizaciones y sectores del partido ponen el corazón en este proyecto rumbo a 2018.


El delegado presidente del PRI de la Ciudad de México, Eruviel Ávila Villegas, aseguró que los priistas llevarán a la silla presidencial a Pepé Meade, porque “como dice el sabio, después de Peña sigue Kuribreña”.

“Ningún aspirante, precandidato o candidato de los otros partidos, que no los menciono porque no tiene caso perder el tiempo, le llega a los talones a nuestro gallo Pepe Meade”, manifestó.

El ex gobernador del Estado de México también llamó a José Antonio Meade "candidato", aunque luego corrigió y añadió "bueno, se tienen que cumplir con estos requisitos".

Durante el evento, los 32 presidentes de los líderes de Durango y Nuevo León, Enrique Benítez y Pedro Pablo Treviño, destacaron que Meade no sólo contará con el respaldo de los priistas, sino que incluso militantes de otras fuerzas políticas votarán por él.

A su vez, los dirigentes del priismo mexiquense, Ernesto Nemer, e hidalguense, Leoncio Pineda, presumieron ante el aspirante presidencial que son los estados más priistas con los que contará durante su campaña.

No obstante, Héctor Pizano, presidente del PRI en Jalisco, adelantó su invitación a Meade para que así como el presidente Enrique Peña Nieto inició su campaña en Guadalajara, también arranque su campaña en territorio jalisciense.

Los dirigentes priistas de las diferentes entidades le entregaron las constancias de apoyo y le garantizaron el respaldo de las bases del tricolor.