Nacional

Vecinos piden centros educativos y de salud en terrenos del aeropuerto

Residentes de la colonia Federal y otros vecinos de la delegación Venustiano Carranza demandaron que una vez que se vaya la terminal aérea, en la zona se construyan centros de salud y educación que beneficien a los habitantes de esa región.
Felipe Rodea
22 noviembre 2015 14:58 Última actualización 22 noviembre 2015 15:19
Etiquetas
AICM

Un experto aconseja que en el proyecto participe inversión privada. (Especial)

Vecinos de la colonia Federal, la cual se ubica a un costado del aeropuerto, demandaron que una vez que se vaya la terminal aérea, sería oportuno abrir en la zona equipamiento de salud, educación, centros recreativos, y que haya transparencia en lo que se decida.

El secretario de Desarrollo Económico del Distrito Federal, Salomón Chertorivski Woldenberg, se reunió en una mesa de diálogo para “Construir la Opinión de la Ciudad”, con residentes de la colonia Federal, y otros vecinos de la delegación Venustiano Carranza, quienes fueron repetitivos al solicitar que lo que se desarrolle en las hectáreas de ese terreno, fortalezca y beneficie a los habitantes de esa región.

"Las más de 700 hectáreas que dejará el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México nos permitirán combatir la pobreza en la zona Oriente de la ciudad. Es una oportunidad para el desarrollo de esta zona”, refirió Chertorivski Woldenberg.


Aseguró que todo lo que se dialogue y las aspiraciones de los participantes en las Mesas de Diálogo son base primordial para la construcción de la Opinión de la Ciudad.

Agradeció a los presentes la oportunidad de dialogar e insistió que lo que se haga o se deje de hacer en esos terrenos es el futuro de las personas que habitan en la zona Oriente. “Por ello, hay que hacerlo bien y con transparencia”.

Por su parte, el Diputado Federal por el Distrito XI, Rafael Hernández Soriano, informó a los participantes que el 20 de octubre de 2020 se tiene previsto que entre en función el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México.

“Los que habitamos en esta zona tenemos que estar preparados para cuando se apaguen las luces del actual Aeropuerto. Lo que se desarrolle en ese espacio es una oportunidad para elevar nuestra calidad de vida”.