Vecinos de la GAM piden detener construcción de 5 edificios
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Vecinos de la GAM piden detener construcción de 5 edificios

COMPARTIR

···

Vecinos de la GAM piden detener construcción de 5 edificios

Los quejosos denunciaron que las empresas encargadas de construir 549 departamentos y un centro comercial no respetan el uso de suelo y están generando daños en la zona.

Felipe Rodea
28/05/2018

CIUDAD DE MÉXICO.- Vecinos de la delegación Gustavo A. Madero pidieron suspender la construcción de cinco torres de entre seis y ocho pisos, con un total de 549 departamentos, más un centro comercial de dos niveles que afectan la calidad de vida de los habitantes de las colonias de las colonias Residencial Zacatenco, San Pedro Zacatenco, Lindavista, Santa María Ticomán y Santa Isabel Tola,

Los voceros Paola Cruz y Arturo Huerta dijeron que empresas del grupo Enksa y de Proyecto Urbano Investment construyen esas obras sin respetar el uso de suelo que sólo contempla cuatro niveles y que además colapsan los servicios de agua potable y drenaje e incrementaron la inseguridad en las zonas aledañas a las calles de Acueducto de Guadalupe y Cienfuegos.

En una manifestación pacífica en los carriles centrales de la Avenida Insurgentes Norte que inició a las 07:00 horas de este lunes, denunciaron las afectaciones a la movilidad, seguridad y medio ambiente en el proceso de construcción del desarrollo inmobiliario en la colonia Residencial Zacatenco a cargo de las inmobiliarias Lindavista Vista Norte de Grupo Enkasa y Mozaiko Lindavista, de Proyecto Urbano Investment.

Acompañados por la diputada Ana Juana Ángeles Valencia de Morena, los quejosos manifestaron que ante la falta respuesta de las autoridades delegacionales, del Invea, Seduvi y el Gobierno de la Ciudad, la legisladora interpondrá acciones jurídicas que van desde denuncias por recorte al suministro de agua hasta amparos.

Lo anterior por tratarse de un Polígono de Actuación, que da prioridad a proyectos con una orientación social y no comercial, más aún cuando se edificaron sobre vestigios arqueológicos.

La legisladora local llamó a las autoridades a suspender las obras mientras no se resuelvan las denuncias y demandas respectivas, así como la entrega de los departamentos vendidos hasta que sean resarcidos los daños generados al medio ambiente, patrimonio histórico y cultural de la zona y se eviten daños a la movilidad de transeúntes cuya población mayoritaria son alumnos de las escuelas circundantes a la calle de Cienfuegos donde se pretenden construir dos carriles más.

También exigió que sean demolidos los pisos que exceden las especificaciones de las obras y se trasparente el abasto de agua que obtuvieron las inmobiliarias en favor de sus clientes y en perjuicio de los habitantes originarios de la zona afectada por las empresas OR-B y Desarrollo Urbano Investment.

La vecina Paola Cruz anunció que tomarán las calles ante la cerrazón de las autoridades del Gobierno de la Ciudad de México para transparentar permisos, uso de suelo y Manifestación de Impacto Ambiental Específica, entre otros aspectos.

Denunció también la actitud omisa de los titulares del Instituto Nacional de Antropología e Historia y del Instituto Nacional de Bellas Artes para impedir que las inmobiliarias construyeran encima de vestigios arqueológicos.

Dichos vestigios son de gran importancia para los habitantes de los pueblos originarios de San Pedro Zacatenco y Santa Isabel Tola, quienes consideran como atentado en contra de sus tradiciones usos y costumbres, además de no haber sido consultados como lo estipula el Convenio 169 de la OIT y por el daño que generaron las obras al Monumento Acueducto de Guadalupe.

En cuanto a la regulación del servicio de agua potable, Paola Cruz y Arturo Huerta consideraron que las autoridades omisas cometieron el delito de ejercicio indebido de servicio público, con base en los artículos 256 al 276 del Código Penal para el Distrito Federal, en este caso por negación del servicio público regular en el suministro del servicio hídrico que desde hace años recibían de manera regular.

También demandaron la construcción de un Museo de Sitio ante el descubrimiento y rescate de 145 osamentas pertenecientes a 60 adultos, 40 infantes y el resto corresponden a neonatos y sub adultos, en virtud de conocer más respecto a las condiciones de vida de los habitantes del norte de la Cuenca de México de hace más de dos mil 500 años, a quienes los habitantes originarios consideran como sus ancestros directos.