Nacional

Para Segob, la estrategia de EU ‘es una crueldad’

En entrevista con Grupo Fórmuloa, Roque Villanueva puntualizó que la medida “además de ser una pesadilla, es ilegal de acuerdo con los convenios internacionales y seguramente de las propias leyes norteamericanas”.
Susana Guzmán 
07 marzo 2017 16:57 Última actualización 08 marzo 2017 5:0
Humberto Roque Villanueva, Humberto Roque Villanueva, subsecretario  de Población, Asuntos Religiosos y Migración de la Secretaría de Gobernación. (Cuartoscuro)

Humberto Roque Villanueva, Humberto Roque Villanueva, subsecretario de Población, Asuntos Religiosos y Migración de la Secretaría de Gobernación. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- El subsecretario de Población, Asuntos Religiosos y Migración de la Secretaría de Gobernación (Segob), Humberto Roque Villanueva señaló que las medidas migratorias adoptadas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, viola el principio del interés superior de la niñez y actúan en contra de un ciudadano norteamericano infantil.

“Esta sí es una crueldad que no define ninguna estrategia. Yo creo que esto ya va bajo otros índices y creo que puede haber una buena defensa jurídica en este caso”, dijo.

Luego que el secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, dijo que se está considerando una propuesta para separar a las mujeres y a los niños que cruzan la frontera ilegalmente desde México, el funcionario puntualizó que "esto está perjudicando a un niño que nació allá, entonces está operando en contra de un norteamericano infantil y me parece que sí hay motivos de defensa ante las autoridades norteamericanas y que los consulados seguramente en este nuevo enfoque que tienen de defensa pueden hacer todo un caso y después de esto generalizarlo para impedir esta actitud que hiere la sensibilidad no solo de mexicanos de manera directa, hiere la sensibilidad de las naciones Unidas".

En entrevista con Grupo Fórmuloa, Roque Villanueva puntualizó que la medida “además de ser una pesadilla, es ilegal de acuerdo con los convenios internacionales y seguramente de las propias leyes norteamericanas”.

Insistió que este es un asunto al que se le debe poner atención, no solamente por lo sensible del caso sino porque tiene aspectos jurídicos que pueden ser perfectamente aprovechados por los consulados mexicanos.“No quiero ni puedo anticipar pero se que hay una coyuntura muy grande que además tendría su repercusión en las Naciones Unidas y en el conjunto del derecho internacional porque ya no hay ninguna duda que el interés superior es el del niño”, dijo.