Nacional

Aparece un cuerpo más en fosa de Tetelcingo

Al concluir la exhumación de la primera de dos fosas irregulares en Tetelcingo, se encontraron con que había 53 cuerpos en lugar de los 52 contabilizados por la Fiscalía de Morelos.
Corresponsal Jesús Castillo
29 mayo 2016 18:56 Última actualización 29 mayo 2016 19:6
Labores de exhumación de cuerpos en  Tetelcingo, Morelos (Cuartoscuro / Archivo)

Labores de exhumación de cuerpos en Tetelcingo, Morelos (Cuartoscuro / Archivo)

CUAUTLA, Mor.- Al concluir la exhumación de la primera de dos fosas irregulares en el panteón de Tetelcingo, se encontraron como principales irregularidades que había 53 cuerpos en lugar de los 52 contabilizados por la Fiscalía, y que al menos uno fue enterrado sin habérsele practicado la necropsia de ley.

Rafael Ávila López, fiscal regional de la zona Oriente, informó que uno de los 14 cadáveres exhumados el jueves de una de las dos fosas comunes del panteón de Tetelcingo no presentó la necropsia de ley, por lo que decidieron realizársela en ese momento y resultó que la causa de muerte fue por un golpe en la cabeza.

El funcionario también informó que en dos casos, de los 29 cadáveres exhumados hasta ese momento, se han iniciado nuevas carpetas de investigación porque no se aprecia con claridad el número de la misma.

"Hay unos cuerpos que traen su tarjeta de identificación pero por las condiciones de tiempo, que han estado en la fosa, la bolsa está deteriorada, entonces no se aprecia bien el número de carpeta por lo que se tiene que iniciar una nueva", dijo a los reporteros.


Pero lo que provocó mayor escándalo entre las organizaciones de víctimas que están al pendiente del proceso de reubicación, fue el hallazgo del cadáver número 53 en la fosa que corresponde a la zona oriente del estado, y en donde se informó que sólo se encontraban 52 cuerpos sepultados.

Las autoridades trataron de minimizar el hecho asegurando que podría tratarse de una confusión y que sólo hasta que concluya el proceso total de exhumación en las dos fosas se podrá saber cuántos cuerpos estaban y cuál era la situación de cada uno.

“Al término de la diligencia en el panteón de Las Cruces, en el poblado de Tetelcingo, municipio de Cuautla, se tendrán las bases para conocer la verdad de cada caso, se corregirán los errores o actos contrarios a la ley en el proceso original de inhumación y se aplicará la justicia cuando así corresponda”, dijo el fiscal Javier Pérez Durón.

Según el funcionario, de los cuerpos analizados se deduce que en la mayoría de los casos, las muertes se debieron a enfermedad, accidentes, suicidios y otros motivos aún por determinar.

“En aquellas investigaciones donde se presuman hechos delictivos y que exista alguien imputable, se contará con más elementos para dar con el o los responsable y aplicar la justicia”, apuntó.

Admitió que, según los registros, hay 11 casos donde los finados están en calidad de desaparecidos, y no tienen su carpeta de investigación, por lo que, a cada uno de ellos se le abrirá la correspondiente, pero adelantó que tres de ellos provienen de facultades de medicina de universidades a las que en su momento fueron donados.

Destacó que, previamente, la Fiscalía General del Estado obtuvo 88 perfiles genéticos para confrontar con otras bases de datos, sin que hasta el momento se haya encontrado alguna coincidencia.