Nacional

Tripulación de barco capturado por Irán está a salvo: Compañía naviera 

La Organización Marítima y de Puertos de Irán señaló que una corte había ordenado la captura del barco debido a la existencia de una orden judicial contra Maersk Line por un caso de deuda con Pars Talaie, una empresa de la república islámica, aunque Dinamarca dijo desconocer las causas por las que fue desviado.
Reuters
29 abril 2015 8:21 Última actualización 29 abril 2015 8:59
Etiquetas
Conoce el barco robot más grande del mundo

El Pieter Schelte mide más de 60 metros de largo, cuenta con 8 brazos que sostienen una plataforma y puede arrastras 73 toneladas de peso al mismo tiempo, por lo que es considerado el barco robot más grande del mundo.

COPENHAGUE/LONDRES. La tripulación del barco de carga capturado por autoridades iraníes en el Estrecho de Hormuz está a salvo y "de buen ánimo", informó la compañía naviera danesa Maersk.

Patrullas marítimas iraníes dispararon balas de advertencia al interceptar el barco este martes, lo que generó tensión en una de las zonas clave del comercio mundial de petróleo y llevó a Estados Unidos a enviar embarcaciones militares para vigilar la situación.

El barco de 65 mil toneladas Maersk Tigris, con bandera de las Islas Marshall, es administrado y tripulado por la firma Rickmers Shipmanagement pero bajo contratación de Maersk Line, unidad naviera de Maersk, que es la empresa de transporte marítimo de carga más grande del mundo.

Maersk dijo que estaba en diálogo con el Ministerio de Relaciones Exteriores de Dinamarca y recabando información, dado que aún no sabía el motivo por el cual el Maersk Tigris había sido desviado.

La Organización Marítima y de Puertos de Irán señaló que una corte había ordenado la captura del barco debido a la existencia de una orden judicial contra Maersk Line por un caso de deuda con Pars Talaie, una empresa de la república islámica.

La agencia de noticias iraní Tasnim citó a un abogado de Pars Talaie diciendo que la deuda incluía el traslado de una carga que su firma encomendó a Maersk desde el puerto iraní de Abadan hacia Dubái hace más de una década y que nunca llegó a destino.

Maersk explicó que no era el propietario de la embarcación y que estaba intentando establecer los hechos de cualquier causa legal. Rickmers dijo que el Maersk Tigris era propiedad de "varios inversores privados".

La empresa danesa agregó que el barco fue interceptado en aguas internacionales, y Rickmers dijo que el incidente se produjo en una zona de comercio internacional ampliamente reconocida.

"Se trata del Estrecho de Hormuz, que está literalmente en aguas iraníes. Pero hay un corredor comercial reconocido internacionalmente en aguas internacionales que es usado para el comercio naviero", señaló Cor Radings, portavoz de Rickmers.

Radings añadió que la tripulación del barco, conformada por 24 ciudadanos en su mayoría de Europa oriental y de Asia, estaba es "relativamente buen estado y segura" a bordo de la embarcación, que no resultó dañada.

"Ahora hemos podido comunicarnos con el barco, que no pudo hacerlo por un período bastante largo luego de que fue capturado en aguas iraníes. Por el momento no tenemos contacto oficial con los iraníes, o con documentación o notificación oficial", añadió.

Datos de seguimiento de embarcaciones de Reuters mostraban que el barco estaba anclado no muy lejos de tierra firme iraní, cerca del importante puerto de Bandar Abbas del país asiático.

El Ministerio de Relaciones Exteriores danés dijo que estaba supervisando la situación de cerca y en contacto con Maersk.