Tribunal ratifica amparo a Padrés y lo pone a un paso de la libertad
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Tribunal ratifica amparo a Padrés y lo pone a un paso de la libertad

COMPARTIR

···

Tribunal ratifica amparo a Padrés y lo pone a un paso de la libertad

El juez decidió revocar el auto de formal prisión contra el exgobernador de Sonora por delincuencia organizada y lavado de dinero, dos de los delitos graves que lo mantienen en prisión.

David Saúl Vela
19/06/2018

CIUDAD DE MÉXICO.- Guillermo Padrés Elías, exgobernador de Sonora, ganó una nueva batalla legal a la Procuraduría General de la República (PGR) que lo pone más cerca de la libertad.

Y es que un tribunal de la Ciudad de México confirmó la revocación del auto de formal prisión en su contra por los delitos de defraudación fiscal y lavado de dinero por 8.8 millones de pesos y ordenó su inmediata libertad por lo que respecta a dichos ilícitos.

No obstante, el exgobernador de Sonora no quedará libre aún porque está por definirse en definitiva otro amparo que en noviembre pasado le concedió Alberto Roldán Olvera, juez Quinto de Amparo y Juicios Federales en el Estado de México, contra el auto de formal prisión que el juez Cuarto de Procesos Penales Federales en Toluca le dictó por delincuencia organizada y lavado de 178 millones de pesos.

Debido a que este amparo fue apelado por la PGR, un Tribunal Colegiado con sede en Toluca analiza si confirma o no la sentencia.

De confirmase este ultima resolución, el exgobernador podría solicitar seguir los procesos que aún tiene pendientes en libertad con medidas cautelares que podría ser el monitoreo, arraigo domiciliario o alguna otra prevista en el nuevo sistema de justicia.

La decisión de este martes estuvo a cargo del juez Francisco Urbina Tanús, titular del Juzgado Décimo Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales en la Ciudad de Mexico, quien decidió revocar el auto de formal prisión contra Padrés Elías por delincuencia organizada y lavado de dinero, dos de los delitos graves que lo mantienen en prisión obligatoria.

La decisión del juez Urbina Taús se dio en acato a una sentencia de amparo del 14 de julio pasado del Juzgado Décimo Cuarto de Distrito de Amparo en Materia Penal -- ratificada por un Tribunal federal--, en la que se ordenó revocar la auto de formal prisión a Padrés Elías y emitir otro auto (de formal prisión o libertad) que subsane la “insuficiente fundamentación y valoración de pruebas”.

Y es que de acuerdo con el juez, los elementos de prueba que aportó la PGR no fueron debidamente valorados al momento de dictar la formal prisión contra el sonorense.

La PGR apeló la decisión y en la revisión, un Tribunal declaró infundada la inconformidad de la dependencia federal por lo que ratificaron la decisión y libertad a Padrés Elías.

Sin embargo, la sentencia es un revés para la PGR, pues Roldán Olvera determinó que "dada la insuficiencia probatoria, no se encuentran acreditados los elementos del delito de delincuencia organizada", único contra Padrés que amerita prisión preventiva oficiosa.

En cuanto al lavado de dinero, el efecto del amparo, de ser confirmado, es que el juez Luna Escobedo emita un nuevo auto de prisión, en el que deberá razonar, de manera fundada y motivada, cuáles son los delitos de los que provinieron los fondos presuntamente blanqueados por éste o, en su defecto, dictar auto de libertad.

Es el segundo amparo que gana el sonorense, pues el pasado 14 de julio, el juez Décimo Cuarto de Amparo Penal en la Ciudad de México, Erik Zabalgoitia, le concedió la protección contra el otro auto de formal prisión en su contra, que el juez Guillermo Urbina le dictó hace un año por los delitos de fraude fiscal y lavado de 8.8 millones de dólares.

En dicho amparo, se determinó que el auto de prisión fue dictado sin analizar 12 argumentos de la defensa y probablemente sin que existan los requisitos formales exigidos a la Secretaría de Hacienda para acusaciones por fraude fiscal.

La PGR impugnó esta sentencia, que esta a revisión ante el Décimo Tribunal Colegiado en Materia Penal.

Las acusaciones contra Padrés parten de la presunción central de que recibió sobornos a cambio de adjudicar contratos para uniformes escolares, para luego canalizar 8.8 millones de dólares a una empresa de papel en Holanda, y finalmente, regresar al país 134 millones de pesos que fueron diseminados a múltiples personas.

La defensa sostiene que los recursos que le reprochan como ilícitos en realidad provienen de la empresa minera SWF SA de CV y no de "moches" o sobornos por contratos de uniformes durante la administración de Padrés, de 2009 a 2015.