Nacional

Tribunal Electoral está listo para 2018: Otálora Malassis

La magistrada presidenta de la Sala Superior dijo que así como la sociedad requiere árbitros creíbles y eficaces, también exige árbitros jurisdiccionales fuertes, independientes e imparciales, el cual es el compromiso de los magistrados electorales.
Magali Juárez
14 noviembre 2017 13:25 Última actualización 14 noviembre 2017 13:26
Janine Otálora Malassis

Janine Otálora Malassis, magistrada presidenta del TEPJF. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) está preparado para llevar los procesos electorales de 2018 con firmeza e independencia, pero los actores políticos también deben actuar con responsabilidad y aceptar las reglas que se establecieron con anticipación.

Así lo manifestó la magistrada presidenta de la Sala Superior, Janine Otálora Malassis, quien al presentar su informe de labores 2016-2017, advirtió que ante los enconos sociales y políticos que genera la competencia electoral, las instituciones deben conservar su neutralidad y mantenerse por encima de la disputa del poder político.

“Los debates intensos y ríspidos son propios de toda democracia, de la arena política. Para preservar nuestra neutralidad, las instituciones electorales debemos mantenernos por encima de la disputa por el poder político. Nuestra guía debe ser la Constitución y los valores democráticos”, enfatizó.

Ante el pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), resaltó la importancia de la madurez política para cumplir con los valores democráticos y, en ese sentido, insistió que es fundamental que quienes participan respeten las reglas: “Se requiere el respeto del otro en su dignidad; la relación entre actores políticos en el marco del derecho, y la aceptación de reglas previamente establecidas”.

Luego de que la Sala Superior ha revocado diversos acuerdos del Consejo General, la magistrada presidenta consideró que en el sistema electoral conformado por la rama administrativa, representada por el Instituto Nacional Electoral (INE), y la jurisdiccional, que encabeza el TEPJF, es fundamental el diálogo para armonizar los criterios.

“El diálogo entre ambas, para armonizar criterios, debe ser amplio, abierto y de frente a la sociedad, en aras de fortalecer a la democracia sin atentar contra el orden constitucional”, remarcó.

Otálora Malassis aseveró que así como la sociedad requiere árbitros administrativos creíbles y eficaces, también exige árbitros jurisdiccionales fuertes, independientes e imparciales, el cual, subrayó, es el compromiso de los magistrados electorales.

“Como juzgadores empeñamos nuestro compromiso de neutralidad ante las elecciones de 2018, y ofrecemos firmeza e independencia para impartir justicia que dé certeza a la democracia”, manifestó.

En su informe, la magistrada presidenta del TEPJF, destacó un alto nivel de litigiosidad en el último año, pues a pesar de que sólo se celebraron cuatro procesos electorales locales, se presentaron nueve mil 375 asuntos, cantidad similar a las impugnaciones del año pasado, cuando se realizaron 22 procesos electorales.

Respecto a la administración del Tribunal, la magistrada presidenta refirió la mejora de la eficiencia organizativa y económica, para lograr una meta de ahorros por hasta 480 millones de pesos.

 
   
Sign up for free