Nacional

Treinta mil tiendas de abarrotes cierran en Chihuahua

Tras no poder cumplir las exigencias del nuevo régimen de incorporación fiscal, 30 mil tiendas de abarrotes en el estado de Chihuahua cerraron de forma definitiva provocando la pérdida de 56 mil autoempleos, dijo el diputado priista Daniel Murguía.
Carlos Cordova / corresponsal
09 mayo 2015 19:40 Última actualización 09 mayo 2015 19:40
Abarrotes

(Cuartoscuro)

Por no poder cubrir las exigencias impuestas por el nuevo régimen de incorporación fiscal, durante el 2014 y lo que va del 2015 cerraron en forma definitiva cerca de 30 mil tiendas de abarrotes y provocaron la pérdida de 56 mil autoempleos en el estado de Chihuahua, aseguró este jueves el diputado local de extracción priísta Daniel Murguía Lardizábal.

Dijo que de acuerdo a datos de la Asociación Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC), la base de ventas del pequeño comercio establecido son el refresco en un 88 por ciento; frituras o botanas en un 50 por ciento; latería y abarrotes en un 39 por ciento; lácteos y derivados en un 48 por ciento; cigarros en un 82 por ciento y cerveza en un 66 por ciento, por lo que la elevación de los precios de estos productos por el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios, provocó que los negocios cerraran.

El legislador explicó lo anterior al presentar una iniciativa en el Congreso del Estado, a fin de que se exhorte a la Cámara de Diputados para que haga un análisis de las consecuencias económicas y fiscales que ha generado la aplicación del Régimen de Incorporación Fiscal a los pequeños contribuyentes.

Dijo que los ordenamientos fiscales que rigen hoy en día reconocen que los contribuyentes tienen diferentes niveles de capacidad económica y administrativa para cumplir con las obligaciones fiscales y como tales, se les debe de proporcionar los elementos necesarios para que cumplan con oportunidad con el pago de impuestos así como se establece en la Constitución.

Murguía Lardizábal, presidente de la Comisión de Economía en la Legislatura estatal, dijo que lo que se esperaba con la incorporación de los pequeños contribuyentes al régimen genera, así como a quienes se encontraban en la esfera de la informalidad, era que trajera consigo grandes beneficios, sin embargo, en su operatividad se han encontrado algunos inconvenientes que causan inestabilidad y mucha incertidumbre a dichos causantes.

En la iniciativa, aprobada por los legisladores locales, también se pide a los diputados federales que se instrumente el ejercicio legislativo conducente que permita acceder más fácilmente a dicho régimen, así como valorar la implementación de algunas modificaciones en el mismo que se traduzcan en mejores condiciones tributarias para el sector comercio a fin de fortalecer su competitividad.