Nacional

Transportistas en Oaxaca denuncian abuso de policías federales en zona de desastre

Choferes de vehículos de carga en el Istmo de Tehuantepec explicaron que los federales establecen cuotas que van de los mil a 8 mil pesos para darles pase. 
Corresponsal Alfonso Cruz 
14 septiembre 2017 18:34 Última actualización 14 septiembre 2017 18:34
Toman central y roban autobuses en Oaxaca.

Toman central y roban autobuses en Oaxaca.

OAXACA.- Transportistas, comerciantes y automovilistas de Oaxaca
denuncian abuso de parte de policías federales instalados en carreteras del estado, esto, luego de que les piden una "mordida" para que les permitan seguir su camino, incluso a las zonas afectadas por el sismo del pasado 7 de septiembre.

En un sondeo realizado por El Financiero en la zona del Istmo de Tehuantepec a los choferes de vehículos de carga, explicaron que los federales han establecido cuotas que van de los mil a 8 mil pesos para darles pase y eso depende mucho del tipo de producto o materiales que transporten.

Los denunciantes aseguraron que a pesar de las explicaciones de los automovilistas, los uniformados buscan pretextos como que la unidad carece de el permiso para hacer labores de carga y descarga o que la tarjeta de circulación dice “servicio particular”, o bien “que excede de dimensiones”.

Luis, un operador de una camioneta particular, denunció que sin razón alguna salvo que llevaba la batea de la camioneta llena de agua y alimentos enlatados, la Policía lo siguió y detuvo en el tramo de Tehuantepec a Juchitán de Zaragoza; a la altura del paraje “Pepe y Lolita”.

En vano trató de decirles que no era su negocio, ni se dedicaba al transporte de alimentos, que si bien la unidad es del servicio particular, en una situación de este tipo en Oaxaca capital ofreció su unidad para transportar la ayuda captada por los integrantes de su colonia.

"Me dijeron que iba a exceso de velocidad, que no llevaba el cinturón colocado, que la camioneta no era para el transporte de carga y muchos pretextos, la intensión era arrinconarme para acceder a su petición final: que les entregara dos mil pesos”, dijo.

Señaló que no fue el único, porque en la gasolinera de Juchitán donde se detuvo momentáneamente, estaban dos operadores de otras unidades de motor, que igualmente platicaban sobre la acción de los Federales y señalaban que “estaban haciendo su agosto”.

“A mi me pidieron ocho mil pesos porque según la camioneta estaba muy grande y excedía de las dimensiones para el transporte de carga”, advertía otro de los conductores detenidos y prácticamente obligados a entregar dinero a cambio de dejarlos continuar con el destino.

Otro conductor dijo que solo les pudo dar mil pesos a los policías, porque la importancia de la carga que llevaba le impedía regresar a Oaxaca, “son unos delincuentes y así nadie va a querer sumarse a las labores de auxilio”, se quejó.