Nacional

Transporte de carga y público se unen a la autorregulación ambiental: Sedema

De esta forma, los automotores se unen a los programas de mantenimiento preventivo y a la instalación de sistemas de control de emisiones de alta eficiencia, como filtros de partículas, para mantener sus unidades un 52% por ciento por de la NOM.
Felipe Rodea
16 mayo 2016 10:25 Última actualización 16 mayo 2016 10:26
Transporte público

(Archivo/Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Unas 27 empresas mercantiles y 14 rutas de transporte público de pasajeros se han acogido al programa de Autorregulación Ambiental, cambiando su flota vehicular por más de siete mil 100 unidades a diésel menos contaminantes, informó la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) de la Ciudad de México.

La dependencia que encabeza Tanya Müller explicó que esta acción fomentan los programas de mantenimiento preventivo y la instalación de sistemas de control de emisiones de alta eficiencia, como filtros de partículas, para mantener sus unidades un 52 por ciento por debajo del límite señalado en la Norma Oficial Mexicana NOM-045-SEMARNAT-2006.

Con el mejoramiento de este programa, la Ciudad de México promueve el uso de vehículos de carga con tecnología Euro VI o EPA 2010 y diversifica el programa de autorregulación a otros sectores que emplean unidades a diésel como combustible y en unidades a gasolina.

Este programa de autorregulación a diésel, que no había sido modificado en 12 años, fue mejorado en aspectos administrativos y técnicos para darle mantenimiento vehicular preventivo y medición semestral de las unidades a diésel para el cumplimiento del límite de opacidad (parámetro de medición de intensidad de humo) 52 por ciento por debajo del límite actual de la norma NOM-045-SEMARNAT-2006 (que establece que el coeficiente de absorción de luz del humo sea de 1.2 m-1 -metros a la menos 1-).

También establece un plan de renovación vehicular con tecnologías de alta eficiencia de control de emisiones de partículas como EURO VI y EPA 2010; así como con tecnologías con motores dedicados al uso de gas natural comprimido.

Además de establecer la instalación de sistemas de control de emisiones, como filtros de partículas para reducir emisiones de partículas hasta en un 95 por ciento.

El Gobierno de la Ciudad de México impulsa el uso de tecnologías menos contaminantes para las fuentes móviles tanto de carga como de transporte de pasajeros con la finalidad de mejorar la calidad del aire de la Zona Metropolitana del Valle de México.