Nacional

Tomas clandestinas en ductos de Pemex generan fugas e incendio

Dos tomas clandestinas en ductos de Pemex provocaron fugas de gas y un incendio en los municipios Jocotitlán y Melchor Ocampo en el Estado de México.
Eulalio Reyes/ corresponsal
09 febrero 2015 16:58 Última actualización 09 febrero 2015 17:11
Tomas clandestinas Pemex. (Cuartoscuro)

Tomas clandestinas Pemex. (Cuartoscuro)

Dos tomas clandestinas en ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) en los municipios de Jocotitlán y Melchor Ocampo en el Estado de México, provocaron fugas de gas y un incendió que fue controlado por bomberos de la paraestatal y personal de Protección Civil del municipio de Atlacomulco.

El primer caso de siniestro se presentó en el poliducto Tula-Toluca, en la comunidad de Ojo de Agua, en Jocotitlán. Como medida de control, técnicos especializados del sector Ductos Valle de México de Pemex suspendieron temporalmente la válvula de seccionamiento Atlacomulco.

“Una vez controlado el incidente, procedieron a eliminar los artefactos colocados ilícitamente y a reparar el ducto afectado, por lo que el área jurídica de PEMEX tomó conocimiento de los hechos y presentará la denuncia respectiva ante el Ministerio Público Federal, para efectuar las averiguaciones correspondientes y deslindar responsabilidades”.

Asimismo, la madrugada de este lunes, en predios utilizados para la siembra de alfalfa en la comunidad de Visitación, del municipio de Melchor Ocampo, un fuerte olor a gas provocó una gran movilización de cuerpos de rescate y emergencias, además de un incendio.

Bomberos municipales, personal de Protección Civil estatal y de Petróleos Mexicanos, ubicaron dos camiones cisternas de gas LP abandonados, presuntamente con los logotipos de las empresas gaseras Multiregional y Gas Soni, con capacidad para almacenar hasta 12 mil litros.

Versiones señalan que durante la madrugada de hoy varios sujetos extraían el energético de los ductos de Pemex, pero fueron delatados por el fuerte olor a gas que escapaba de las fugas registradas en la toma clandestina y en la pipa, por lo que decidieron abandonar el lugar.

Al percatarse de los hechos, vecinos alertaron a las autoridades. Técnicos de la paraestatal trabajan en el lugar, el cual fue acordonado por efectivos del ejército.