Nacional

Tiene Jucopo del Senado demasiadas atribuciones, acusa el CAC

Las Comisiones Unidas de Justicia y de Anticorrupción publicaron el dictamen de idoneidad de los candidatos a la Fiscalía, los siete integrantes del CAC señalaron que “al enviar la lista completa de los 23 aspirantes a la Jucopo." 
Susana Guzmán 
23 marzo 2017 22:21 Última actualización 24 marzo 2017 5:0
DIPUTADOS

Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Senado(Archivo/Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- La Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Senado se asemeja a una caja negra cuyas decisiones escapan al escrutinio público. Un ejemplo es el dictamen de las comisiones unidas que establece que los 23 aspirantes a ocupar el cargo de fiscal anticorrupción cumplen con los requisitos para el cargo, sin haber realizado una selección por falta de atribuciones, ya que éstas se concentran en la Jucopo, consideró el Comité de Acompañamiento Ciudadano (CAC).

Al fijar su postura luego de que el pasado 21 de marzo las Comisiones Unidas de Justicia y de Anticorrupción publicaron el dictamen de idoneidad de los candidatos a la Fiscalía, los siete integrantes del CAC señalaron que “al enviar la lista completa de los 23 aspirantes a la Jucopo, el dictamen demerita sus propios procedimientos, las comparecencias y la participación ciudadana de este ejercicio”.

Silvia Inclán, Ricardo Jiménez, Issa Luna, Fernando Nieto, Cristina Puga, Juan Carlos Sánchez y Luis Carlos Ugalde señalaron que el dictamen “es un contrasentido, puesto que la función de las comparecencias, a nuestro juicio, era justamente depurar la lista original”.

Por ello, explicaron, el propósito de nuestro reporte ha sido la emisión de un juicio independiente y razonado, que permita hacer una valoración de los perfiles idóneos para el cargo y no la simple confirmación de que todos los candidatos reúnen los requisitos de ley”.

Resaltaron que “el valor de la recomendación del CAC deriva de que fue elaborada por siete personas sin vínculos ni intereses partidarios y con base en una metodología con criterios de idoneidad y cédulas de evaluación, que fueron publicadas el 14 de marzo en los micrositios de las comisiones.

Señalaron que “una deficiencia estructural del proceso de designaciones y nombramientos que lleva a cabo el Senado, es la falta de reglas claras y homogéneas y la concentración de la decisión última en la Jucopo, que con frecuencia asemeja una caja negra cuyas decisiones escapan al escrutinio”.

Indicaron que la falta de atribuciones de las comisiones para elaborar una preselección traslada la decisión a la Jucopo, sin proveerla de una valoración precisa y escrita que sirva para evaluar el proceso, lo que implica el riesgo de que la decisión sea estrictamente política en detrimento del proceso, dado que los integrantes de la Jucopo no participaron de forma directa en el proceso y por ello cuentan con menos elementos para tomar una decisión informada y basada en el mérito.