Nacional

Tercer Informe, monólogo triunfalista y fuera de la realidad: PAN

Ricardo Anaya, líder nacional del Partido Acción Nacional, lamentó que Enrique Peña Nieto no haya hecho mención de las declaraciones racistas de Donald Trump. 
Susana Guzmán
02 septiembre 2015 16:50 Última actualización 02 septiembre 2015 17:5
Ricardo Anaya

Ricardo Anaya no asistió al Tercer Informe de Gobierno. (Archivo/Édgar López)

CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente nacional del PAN, Ricardo Anaya afirmó que el Tercer Informe del presidente Enrique Peña Nieto es “un monologo triunfalista” en el que todo está bien, un informe fuera de la realidad en el que parece que se está hablando de otro país.

En conferencia de prensa criticó las cifras del Ejecutivo en materia de seguridad y política económica, donde dijo que los resultados son “pobres y mediocres”, apuntó que “es falso que haya disminuido el secuestro y la extorsión” y lamentó que no haya habido una sola mención, aunque fuera de manera indirecta, en contra de las declaraciones racistas de Donald Trump.

Asimismo informó que instruyó a sus grupos parlamentarios tanto en el Senado de la República como en la Cámara de Diputados para que citen a comparecer, tan pronto como sea posible, a los secretarios de Hacienda, Educación Pública, Desarrollo Social y Función Pública “simplemente porque las cifras no cuadran o son verdades a medias”.

Anaya Cortés apuntó que desde este momento el PAN deja claro de qué lado está y no es del lado del gobierno que no está dando resultados, sino “de los ciudadanos, de la inmensa mayoría de los mexicanos que están inconformes con los pobres y mediocres resultados del gobierno, mediocres y pobres resultados en el combate a la pobreza y en el combate a la corrupción”, dijo.

Comentó que no asistió a Palacio Nacional donde el Ejecutivo Federal emitió un mensaje con motivo de su Informe de gobierno porque “no había condiciones para escuchar un monologo triunfalista. Sostenemos que este gobierno está simplemente fuera de la realidad”.

Dijo también que es sumamente grave que el Presidente no solo se niegue a reconocer que la política fiscal en marcha es lo que ha provocado el estancamiento de la economía sino que la haya defendido.

De nada sirve que diga que no habrá aumento de impuestos cuando ya se aumentaron y cuando esa media está lastimando la economía nacional