Nacional

'Superbarrio' se apunta para redactar la Constitución de la CDMX

Marco Rascón, creador de Superbarrio, buscará un lugar en la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México como candidato independiente; dijo que demandará que la Constitución esté a la altura de los habitantes. 
Nayeli Cortés
07 febrero 2016 23:44 Última actualización 08 febrero 2016 5:0
cdmx in

(Especial)

CIUDAD DE MÉXICO.- Superbarrio quiere regresar a la escena pública a través de la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México. Marco Rascón, su creador y experredista buscará un lugar en el órgano en calidad de candidato independiente.

Rascón Córdova creó a este personaje como emblema del movimiento a favor de vivienda digna, surgido luego de los sismos de 1985. También estuvo presente (el 4 de octubre de 1988) en la Asamblea Representantes del Distrito Federal, antecedente de la Asamblea Legislativa local.

“Superbarrio es parte de una identidad en la ciudad y estará vigilante (del Constituyente). Estará en la calle y estará demandando que esta Constitución esté a la altura de la evolución de los habitantes de la ciudad”, indicó.

Rascón renunció al PRD en noviembre de 2015 y el último proceso interno en el que participó fue el de 2003. Por tanto, dijo, cumple con los requisitos establecidos en la convocatoria para la elección del Constituyente, publicada en el Diario Oficial de la Federación, el viernes pasado.

En entrevista con El Financiero rechazó que, pese a su reciente militancia, se convierta en una ficha del sol azteca si logra llegar al Constituyente.

También negó que los candidatos independientes funjan como apéndices del gobierno federal, como lo afirmó el perredista, Pablo Gómez. “Se equivoca, el INE nos ha blindado frente a la partidocracia.
Además no es un proceso sencillo, yo quisiera ver a Pablo Gómez o a representantes de otros partidos recabar las 70 mil firmas que necesitamos para lograr la candidatura”.

Aceptó que requisitos como entregar las firmas acompañadas de una copia de la credencial de elector son un requisito difícil de cumplir por la cultura de la desconfianza que vive la ciudad.

“Las bases de la convocatoria son inhibitorias, prácticamente tenemos que recolectar 2 mil firmas por día para lograr el registro”, explicó.

Consideró que la presencia de los independientes en la Asamblea encargada de formular la nueva Constitución de la Ciudad de México será cualitativa más que cuantitativa y que el punto de partida para redactarla deben ser los derechos adquiridos en esta entidad.

Además, indicó que el Constituyente debe abrir el debate sobre la posibilidad de que municipios conurbados a la Ciudad, como Ecatepec, Nezahualcóyotl o Tlalnepantla decidan si quieren formar parte del Estado de México o incorporarse a la llamada CDMX.