“Soy un perseguido de Graco”, acusa el obispo de Cuernavaca
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

“Soy un perseguido de Graco”, acusa el obispo de Cuernavaca

COMPARTIR

···
Nacional

“Soy un perseguido de Graco”, acusa el obispo de Cuernavaca

El gobierno de Morelos, por medio del secretario de Gobierno dio a conocer que acudirán ante el nuncio apostólico en México, Franco Coppola, ante la Conferencia del Episcopado Mexicano y ante Gobernación para solicitar que “sujeten al orden” al obispo Castro Castro.

Héctor Gutiérrez | Susana Guzmán 
22/03/2017
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El gobierno de Graco Ramírez lo acusó de tener su propia cancha de tenis, le entregó incompletos los recursos federales que llegan a la Diócesis y lo persigue “por meterse en asuntos de política”. Se trata de Ramón Castro Castro, obispo de Cuernavaca, quien aseguró que “una cosa es guiar a las personas y hacerles ver lo bueno y lo malo, y otra muy distinta es decirles por quién deben votar”.

Afirmó que “en Morelos, quien es contrario a lo que expresa el gobernador, es perseguido; quien dice la verdad, es perseguido. Aquí la gente tiene miedo de hablar, porque quien se atreve a hacerlo inmediatamente es perseguido, es calumniado y es demandado automáticamente”.

En entrevista con El Financiero, Castro Castro habló sobre la cancha de tenis. Detalló que la obra inició en 2014, y que no es su cancha personal ni privada, sino que se construyó para que los seminaristas hagan deporte.

,,

Para este año, la Diócesis de Cuernavaca debió haber recibido 75 millones de pesos de aportaciones que el gobierno federal les hace llegar para la conservación de las instalaciones religiosas. Sin embargo, de ese dinero, sólo recibió 25 millones, el resto –denunció el obispo– se lo quedó el gobernador.

“He sido víctima de la persecución del gobernador debido a mi participación en movimientos de protesta; me ha echado encima a la prensa que, en Morelos, está comprada por él; me ha hecho acusaciones ignominiosas, pero todo esto no importa porque no voy a dejar de señalar lo que está bien y lo que está mal”, advirtió el prelado.

Y añadió que “es preocupante la situación de Morelos, entonces la Iglesia tiene el deber de iluminar, de animar a la verdadera política sin meternos en política.
Que cumpla la ley

En tanto, el gobierno de Morelos, por medio del secretario de Gobierno, Matías Quiroz, dio a conocer que acudirán ante el nuncio apostólico en México, Franco Coppola, ante la Conferencia del Episcopado Mexicano  y ante Gobernación para solicitar que “sujeten al orden” al obispo Castro Castro, quien, aseguró, “se ha convertido en un actor político y miente constantemente para obtener reflectores”.

Quiroz acusó al obispo de haber impulsado cinco marchas de protesta en contra de Graco, en las que se exigió paz y seguridad.

Ante esto el prelado desafió: “Adelante, que lo hagan”

,