Nacional

Sólo por ADN darán a los bebés a sus padres

Con la finalidad de evitar cualquier error, los niños hospitalizados en el Centro Médico ABC serán entregados a sus padres únicamente hasta verificar el parentesco con pruebas de ADN.
Alberto González
30 enero 2015 0:26 Última actualización 30 enero 2015 5:0
Los escombros del Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa. (Cuartoscuro)

Los escombros del Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. Para poder entregar a los cinco niños hospitalizados en el ABC, heridos por la explosión del Hospital Materno Infantil, es necesario pasar una prueba de ADN, advirtió el jefe de urgencias del hospital, Héctor Montiel. Al cierre de edición ya habían sido reclamados cuatro.

Antes, el secretario de Salud del gobierno capitalino, Armando Ahued, dijo que sólo tres niños no estaban identificados, por lo cual se les tendrían que hacer pruebas de ADN que tardarán varios días, y posteriormente serían entregados a sus familiares. A este hospital fueron canalizadas 31 personas, de los cuales 13 son niños.

Algunos de los bebés que estaban en incubadoras no tenían pulsera porque, según autoridades del hospital, ese objeto podría contaminar el ambiente controlado. Los padres y familiares iban de hospital en hospital, con una foto tomada con el celular.

Graciela Carrillo entró a lo que quedaba del Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa por la parte trasera, porque por enfrente no la dejaron pasar y ella quería encontrar a su sobrina... pero no estaba y ante ella sólo había un montón de escombros. Pensó lo peor y comenzó a buscarla, pero no la encontró.

Su esposo escuchó en la radio que habían trasladado a varios bebés al hospital ABC de Santa Fe y se fueron para allá. El alma les volvió al cuerpo, dice Graciela. Una pediatra del Hospital Materno Infantil la reconoció, aunque no tenía pulsera de identificación. Seguros de que es ella, ahora esperan los resultados de las pruebas de ADN.

La menor está grave pero estable. Graciela evita hablar con reporteros, pues en el hospital le recomendaron no hacer declaraciones a la prensa.