Nacional

Sigue en el cargo amigo de Graco que no salvó a padre e hijo en socavón

Francisco Javier Bermúdez Alarcón, director de Protección Civil de Morelos, sigue ocupando dicho cargo. Gerardo Becerra, vocero de la Coordinadora Morelense de Movimientos Ciudadanos dijo que cree que difícilmente se le va remover, ya que hacerlo sería aceptar que el gobierno de Morelos también está involucrado. 
Héctor Gutiérrez 
19 julio 2017 22:33 Última actualización 20 julio 2017 5:0
Francisco Bermúdez, Director de PC de Morelos 2001-2003.

Francisco Bermúdez, Director de PC de Morelos 2001-2003.

Si Francisco Javier Bermúdez Alarcón, director de Protección Civil de Morelos, sigue ocupando ese encargo, es por su amistad con Graco Ramírez y por su distinguida militancia en el PRD, aseguró Gerardo Becerra, vocero de la Coordinadora Morelense de Movimientos Ciudadanos.

“El hecho de haber actuado seis horas tarde en aquel accidente del kilómetro 93+600 de la autopista México-Cuernavaca, el pasado 12 de julio a las 5:30 de la mañana, en el que perdieron la vida Juan Mena López, de 65 años y su hijo, Juan Mena Romero, de 33 años, es motivo más que suficiente para correrlo de inmediato, pero no sucedió así.

“Creo que difícilmente se le va a poder remover del cargo si no lo ordena el propio Graco Ramírez, cosa que se antoja muy difícil porque sería tanto como aceptar que el gobierno de Morelos también tiene una parte muy importante de responsabilidad en este caso del socavón y no solo las autoridades de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, como nos han querido hacer ver”, apuntó.

En entrevista con El Financiero, Becerra sostuvo que “Bermúdez Alarcón es un médico cirujano sin ninguna preparación en cuestiones de protección civil, por lo que, en caso de una emergencia de este tamaño, no supo cómo reaccionar y simplemente se quedó paralizado”.

Explicó que “estas dos personas que cayeron en el socavón y que finalmente murieron enterrados, se pudieron haber salvado si Protección Civil del estado hubiera tenido la iniciativa de cerrar el paso no solo en el sentido de la carretera en el que ocurrió el accidente, sino también en el otro, pues la tierra que cubrió al coche en el que viajaban se movió debido a las vibraciones generadas por el paso de esos vehículos, lo que al final costó estas dos vidas”.

Señaló que “si, como en otros casos de emergencia en el estado se hubiera solicitado el auxilio de los cuerpos de rescate de la Ciudad de México o del Estado de México; es decir, de personas perfectamente capacitadas y adiestradas en el rescate de personas, tampoco estaríamos hablando hoy de esta desgracia, pero el problema fue no solo que Protección Civil atendió muy tarde la emergencia, sino que no supieron cómo hacerlo”.

Aseguró también que “lo que vimos en el socavón fue, diez horas después, a personas totalmente confundidas bajando en un trascabo, sin atender a ningún tipo de protocolo tratar de remediar una situación, pero que a final de cuentas la complicaron aún más”.

Gerardo Becerra señaló que “el gran problema de Graco Ramírez es su corrupción, entendida no sólo por el hecho de robar, de amenazar a quienes le resultan incómodos, de haber endeudado a nuestro estado hasta niveles realmente peligrosos, sino también por regalar cargos a sus amigos, como el director de Protección Civil, que no tienen ninguna preparación para ocuparlo y sin embargo sigue ahí. Eso también es corrupción”.