Nacional

Siete millones de capitalinos participan en el megasimulacro 

También se realizaron pruebas con el Sistema de Evaluación Temprana que permite contar con información a tres minutos del movimiento telúrico sobre las condiciones físicas de inmuebles de la Ciudad de México
Felipe Rodea
19 septiembre 2016 14:14 Última actualización 19 septiembre 2016 14:28
Simulacro

Durante el simulacro se evacuaron 17 mil inmuebles de la Ciudad de México. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- A las 11 de la mañana de este lunes 19 de septiembre, sonó la alarma sísmica para que miles de capitalinos participaran en el simulacro que se realizó en la Ciudad de México para recordar los sismos que colapsaron la capital hace 31 años.

Desde el C4, el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa, fue testigo, a través de 20 mil cámaras, de la forma en que unos siete millones de personas fueron evacuados de 17 mil inmuebles -mil más que el año pasado- entre escuelas, oficinas y unidades habitacionales, al participar en el Simulacro CDMX 2016.

Tras informar que participaron unos 40 mil servidores públicos, dijo que este simulacro se llevó a cabo a las 11:00 horas de acuerdo al a simulación el terremoto tuvo su epicentro a 28 kilómetros al sur de Atoyac de Álvarez, Guerrero, y la magnitud de 8.1 grados en la escala de Richter.

Explicó que por primera vez se realizaron pruebas con el Sistema de Evaluación Temprana que permite contar con información a tres minutos del movimiento telúrico sobre las condiciones físicas de escuelas, centros recreativos, vialidades, instalaciones estratégicas, oficinas de gobierno, zonas comerciales, centrales camioneras, unidades habitacionales y hospitales a través de mil 188 cámaras con 198 despachadores.

Mancera Espinosa comentó que en caso de registrarse un sismo de esta magnitud se contaría con un Fondo de Emergencia Social con 20 millones de pesos y se convocaría al Comité Técnico para el uso de los recursos del Fondo de Atención a los Desastres Naturales que cuenta con mil 800 millones de pesos más.

Mientras tanto, luego de escuchar la alarma sísmica a través de siete mil 200 altavoces ubicados en las Cámaras de seguridad, los capitalinos comenzaron a abandonar los inmuebles que albergaban escuelas, oficinas públicas y privadas, inmuebles legislativos del Senado, Cámara de Diputados y la Asamblea Legislativa entre otros. Mientras que el Metro y el transporte público detuvo sus unidades.

Previamente, a las 7:00 horas el mandatario capitalino acudió a la Plaza de la Solidaridad donde develó una placa conmemorativa de los 31 años de los sismos, pero ésta presentaba un error, pues señala que el sismo del 19 de septiembre de 1985 fue de 7.7 grados en la escala de Richter, cuando en realidad fue de 8.1 grados.