Sí soy yo, ya no me torturen: Fausto Alzati
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Sí soy yo, ya no me torturen: Fausto Alzati

COMPARTIR

···
Nacional

Sí soy yo, ya no me torturen: Fausto Alzati

Fausto Alzati, secretario de Educación Pública durante el gobierno de Ernesto Zedillo, pide no hacer morbo de la situación económica en que se encuentra y que lo llevó, a través de las redes sociales, a pedir apoyo.

Susana Guzmán
02/10/2015

CIUDAD DE MÉXICO.- Sí, sí soy yo y los mensajes en mi Facebook son una realidad, por desgracia… ya no me torturen!, reconoció Fausto Alzati, secretario de Educación Pública con Ernesto Zedillo y director general del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) con Carlos Salinas de Gortari.

El exfuncionario pide no hacer morbo de la situación económica en que se encuentra y que lo llevó, a través de las redes sociales, a pedir apoyo luego de ser lanzado, literalmente, de su casa “por una combinación de torpezas, descuidos y una grave traición”.

“Estimados amigos: Acabo de perder mi casa. No tengo empleo. Estoy dispuesto a trabajar de cualquier cosa por un sueldo que me alcance para rentar un techo y comer. Juro qué esto no es una broma”, publicó en su cuenta de Facebook el pasado 27 de septiembre.

“En este momento me urgen: 1) Una bodega, 2) Un camión de mudanza, 3) Un poco de dinero. Eso es para hoy (domingo). A partir de mañana lunes necesito 1) Un lugar dónde vivir 2) Un empleo o fuente de ingresos”, agregó.

,,

Alzati Araiza –a quien se le recuerda como titular de la SEP, de donde fue destituido tras el escándalo que ocasionó por haber firmado documentos en que se ostentaba con el título de doctor, sin haber realizado los trámites correspondientes para la obtención de dicho grado académico en la Universidad de Harvard– está hoy en la ruina y pide donativos en una cuenta bancaria.

“Por favor ayúdenme con un donativo en esta cuenta”, pide Alzati, quien hasta junio del año pasado fungió como director general de Televisión Educativa.

En breve entrevista con El Financiero, porque “no quiero alentar el morbo”, Alzati aclaró que no vive en la calle gracias al apoyo de un amigo, quien le brindó hospedaje de manera provisional, luego de que unas 50 personas llegaron, a eso de las 06:40 de la mañana, y con lujo de violencia tiraron las puertas, lo sacaron de su casa, lastimaron físicamente a su esposa y destruyeron muchas de sus pertinencias.

Todo esto, dijo, “consecuencia de una combinación de torpezas, descuido y una grave traición”.

“Hace años pedí un crédito bancario por once millones de pesos, un crédito bancario que ni siquiera me dieron. Confié en una persona que me ha traicionado de grave manera, es un examigo que para hablar claro se vendió y en vez de defenderme permitió que esto sucediera”, explicó.

___¿Piensa denunciar?
___Lo que quiero es recuperar mi casa y ya estoy en eso.

,