Nacional

Si partidos quieren “desenmascarar” al PRI, que renuncien a recursos: Ochoa Reza

El líder tricolor reconoció que la propuesta del PRI representa un cambio drástico en el esquema de partidos, pero ante la emergencia hay que evolucionar de la mano de un sistema fuerte de fiscalización para que no lleguen recursos ilícitos a campañas.
Magali Juárez
26 septiembre 2017 10:47 Última actualización 26 septiembre 2017 10:48
Enrique Ochoa

(Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Todos los partidos tienen en sus manos la oportunidad de “desenmascarar” la supuesta estrategia electoral del PRI con el tema de los sismos, si se disponen a actuar de inmediato y también renuncien a los recursos públicos para atender la emergencia.

Así lo manifestó el dirigente nacional del tricolor, Enrique Ochoa Reza, quien puntualizó que no se trata de que las iniciativas de su partido sean la única alternativa, sino que representan la vía legal e inmediata para apoyar a los afectados, por lo que llamó a todos los actores políticos a dejar a un lado los tintes partidarios.

Aseveró que ante los señalamientos por el supuesto oportunismo de los priistas, tienen el remedio en sus manos al acudir al Instituto Nacional Electoral (INE) para renunciar a los recursos públicos por lo que resta del año.

Subrayó que mientras el tricolor renunció a 258 millones de pesos, entre todos los partidos sumarían cerca de mil millones que serían un recurso inmediato para atender la emergencia en los estados que sufrieron daños por los sismos.

“Hay una manera muy fácil de desenmascararlo (la estrategia electoral), que vayan los partidos políticos al INE de ‘motu proprio’, entreguen su oficio y pongan el dinero a disposición de los damnificados, no hay mucho más que debatir”, subrayó.

En declaraciones a diferentes medios, el líder nacional priista puntualizó que en este momento se deben dejar a un lado las diferencias entre partidos y la contienda electoral, por lo que pidió a todas las bancadas que revisen con seriedad la iniciativa que su partido presentó en el Congreso para eliminar el financiamiento público para los partidos en 2018.

Recordó que son seis mil 800 millones de pesos los proyectados en el presupuesto para el año próximo que también podrían destinarse a la reconstrucción y atención de las familias damnificadas.

Ochoa Reza reconoció que la propuesta del PRI representa un cambio drástico en el esquema de partidos del país, pero enfatizó que ante la emergencia es momento de evolucionar de la mano de un sistema fuerte de fiscalización para que no lleguen recursos ilícitos a las campañas.

“Los partidos se fueron acostumbrando a la facilidad que daba el sistema de que el dinero del pueblo de México les llegaba mes con mes, entonces tenemos que evolucionar a un sistema político donde los ciudadanos determinen a qué partido político van a apoyar con financiamiento, pero que no sea el pueblo de México en general el que contribuya de manera mensual al soporte de partidos políticos, porque hoy el dinero se necesita en otro lado”, remarcó.