Nacional

Si México regatea apoyo contra terrorismo, será víctima: Arquidiócesis

La Arquidiócesis Primada de México señaló que Francia ha sido un país generoso y tolerante donde viven más de cinco millones de musulmanes. 
Jafet Tirado
22 noviembre 2015 17:16 Última actualización 22 noviembre 2015 17:16
Norberto Rivera dijo que se debe defender la libertad de expresión. (Archivo/Cuartoscuro)

Norberto Rivera dijo que se debe defender la libertad de expresión. (Archivo/Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Nuestro país no puede regatear su apoyo a la guerra contra el terrorismo escudándose en la no intervención, pues de asumir esa postura pusilánime, tarde o temprano seremos víctimas de un terrorismo que por ahora solo vemos de lejos, pero que ni siquiera imaginamos la desolación y el horror que nos puede traer, señaló la Arquidiócesis Primada de México.

En su editorial en el semanario “Desde la fe”, el organismo explicó que no se trata de un problema entre el occidente europeo y los países islamistas, ya que “al fondo de trata de un verdadero choque de culturas más que de religiones, y nuestro país pertenece cultural y e históricamente a ese Occidente al que el Islam le ha declarado la guerra”.

Además, tras el atentado en París el pasado viernes 13 de noviembre, la Arquidiócesis señaló que Francia ha sido un país “generoso y tolerante” donde viven más de cinco millones de musulmanes y en el que no se ha visto una marcha multitudinaria de ese sector “condenando sin regateos el atentado que ha llenado de luto a esa noble nación”.

Durante su homilía en la Catedral Metropolitana, el cardenal Norberto Rivera dijo que en esta época de separación jurídica entre Iglesia y Estado, “los cristianos, lo mismo que otros grupos humanos, debemos defender la libertad de expresión y debemos manifestar abiertamente nuestros criterios y convicciones, los cuales deberán ser escuchados dentro del sistema democrático, como deben ser escuchadas las voces de aquellos que no creen en Cristo”.

Y aseguró que están en espera de la venida del Papa Francisco, “quien, sin duda alguna iluminará las situaciones que vive nuestro México, pero sobre todo nos invitará, con su estilo tan atractivo, a que seamos testigos y heraldos de aquello que creemos y nos urgirá a que tomemos más en serio nuestro ser cristiano”.