Nacional

Senado aprueba Ley para Prevenir, Investigar y Sancionar la Tortura

El dictamen, turnado a la Cámara de Diputados, establece que la tortura se investigará y perseguirá de oficio, por denuncia o vista de autoridad; además de que el ejercicio de la acción penal y la sanción que se imponga para este ilícito son imprescriptibles.
Notimex
29 abril 2016 6:50 Última actualización 29 abril 2016 9:46
IFT en el Senado

El presidente del IFT, Gabriel Contreras, acudió al Senado. (Eladio Ortíz)

CIUDAD DE MÉXICO.- El pleno del Senado de la República aprobó el dictamen que expide Ley General para Prevenir, Investigar y Sancionar la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes.

En la maratónica sesión ordinaria que se prolongó por más de 13 horas, se avaló por 90 votos a favor y cuatro en contra esta ley que busca establecer la distribución de competencias y la forma de coordinación entre las autoridades de los tres órdenes de gobierno para prevenir, investigar, juzgar y sancionar el delito de tortura.

Se mandata que las acciones, medidas, mecanismos y procedimientos, así como la planeación, programación e instrumentación de políticas públicas para la prevención de los delitos establecidos en esta ley, serán diseñados, implementados y evaluados aplicando los principios de dignidad humana, debida diligencia, enfoque diferencial y especializado, no revictimización, perspectiva de género y transparencia y acceso a la información pública.

El dictamen, que fue turnado a la Cámara de Diputados, establece que el delito de tortura se investigará y perseguirá de oficio, por denuncia o vista de autoridad judicial; además de que el ejercicio de la acción penal y la sanción que se imponga judicialmente para este ilícito son imprescriptibles.

Precisa que no constituyen causas de exclusión del delito de tortura la obediencia a órdenes o instrucciones de un superior jerárquico que dispongan, autoricen o alienten su comisión y señala que las órdenes de los superiores de cometer esta práctica son ilícitas, por lo que los subordinados tienen el deber de desobedecerlas y denunciarlas.

Del mismo modo, se convino incluir que no se consideran como causas de justificación o excluyentes de responsabilidad de tortura el que existan o se invoquen circunstancias especiales o situaciones excepcionales, como tiempo de guerra, invasión o su peligro inminente, perturbación grave de la paz pública, grave peligro, conflicto armado, inestabilidad política interna, suspensión de derechos y sus garantías.

Se explica que un funcionario comete el delito de tortura cuando, a fin de obtener información o una confesión, cause dolor o sufrimiento físico o psíquico a una persona, cometa una conducta que sea tendente o capaz de disminuir o anular la personalidad de la víctima o su capacidad física o psicológica, aunque no le cause dolor o sufrimiento y realice procedimientos médicos o científicos en un individuo sin su consentimiento o sin el consentimiento de quien legalmente pudiera otorgarlo.

Los senadores consideraron conveniente que al servidor público vinculado a proceso por el delito de tortura, se le imponga prisión preventiva y ser suspendido temporalmente de su encargo para no afectar la investigación.

Dejaron en claro que también comete el delito de tortura el particular que con la autorización, el apoyo o la aquiescencia de un servidor público, intervenga en cualquier grado de autoría o participación, en algunas de dichas prácticas.

La ley estipula que se impondrá una pena de 10 a 20 años de prisión y de 500 a mil días multa, al funcionario que incurra en alguna de las conductas establecidas.

Tratándose de un particular, se le impondrá una pena de cuatro a 12 años de prisión y de 300 a 600 días multa.

Adicionalmente, se estableció que cuando el sujeto activo tenga el carácter de servidor público, se le destituirá e inhabilitará para el desempeño de cualquier cargo, empleo o comisión públicos hasta por el mismo lapso de la privación de la libertad impuesta.

En el nuevo ordenamiento se dispone que las penas previstas para el delito de tortura aumentarán hasta en una mitad cuando la víctima sea niña, niño o adolescente, mujer, migrante, adulto mayor, indígena, discapacitado, entre otros.

Asimismo, al servidor público que tenga conocimiento de la presunta comisión del delito de tortura y se abstuviese de denunciar inmediatamente este acto, se le impondrá una pena de cuatro a siete años de prisión y de 250 a 500 días multa.

Todas las notas NACIONAL
Zona oriente de la CDMX es la más peligrosa desde 2016, según el Inegi
'Chapodiputada' apela su traslado a Washignton
Línea 1 del Metro suspende servicio por falla eléctrica
Cae 'El Base 40', vinculado al homicidio del hijo de Javier Sicilia
'El Mini Lic' se entrega a la DEA en Estados Unidos
Se debería pagar más a la policía para acabar con violencia crónica: Derbez
Semar pone a disposición a siete elementos acusados de secuestro
Aplazan audiencia del exfiscal de Nayarit en EU
Delegado de Tláhuac comparecerá ante la ALDF el próximo 2 de agosto
Abandonan 9 cuerpos apilados afuera de una vivienda en Nuevo Laredo
Solicitud de extradición contra Borge es por 4 causas penales: PGR
Policías asesinados en robo a Prospera no aprobaron controles
Construirán cuartel militar en Teloloapan, Guerrero
Morena en la CDMX respalda al delegado de Tláhuac
México ha escogido el reto de lograr el cambio a través de educación: SEP
Aseguran 87 unidades tras operativo para retirar mototaxis en Tláhuac
¡Que no te sorprenda! Estos son los cambios en la constancia de CURP
MP de Tláhuac no levantaba denuncias de desaparecidos
Congreso de Hidalgo aprueba eliminación del fuero
México actuará de conformidad con leyes en caso Venezuela
CDMX y Veracruz, 2 de 11 estados que no armonizaron leyes de protección de datos
Dejan vigente hasta agosto suspensión de órdenes de aprehensión contra Javier Duarte
Congreso también rechaza sacar arbitraje del TLCAN 2.0
Casi nulo, el combate al narcomenudeo
Acusa PRD a Batres de encubrir a Salgado