Seguridad 'relajada' prevaleció en la CDMX tras toma de protesta de AMLO
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Seguridad 'relajada' prevaleció en la CDMX tras toma de protesta de AMLO

COMPARTIR

···

Seguridad 'relajada' prevaleció en la CDMX tras toma de protesta de AMLO

A diferencia del 2000, 2006 y 2012, en los alrededores del Palacio Legislativo de San Lázaro no se vieron aquellas paredes de metal. Autoridades reportaron saldo blanco.

David Saúl Vela
01/12/2018
Un policía saluda al presidente Andrés Manuel López Obrador.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

CIUDAD DE MÉXICO.- Discreta, tirando a relajada es la seguridad que se implementó en torno los diversos actos que se llevaron a cabo con motivo de la asunción de Andrés Manuel López Obrador como presidente de la República.

A diferencia de lo ocurrido en 2000, 2006 y 2012, en los alrededores del Palacio Legislativo de San Lázaro no se vieron aquellas paredes de metal de tres metros de altura que el Estado Mayor y Policía Federal colocaban para evitar el paso de la gente.

Esta vez sólo hubo pequeñas “vallas de plástico” para cerrar el tránsito vehicular en las calles aledañas a la Cámara de Diputados. Ahí policías de tránsito agilizaron en tráfico vehicular.

Durante las horas previas y posteriores a la sesión protocolario del Congreso de la Unión, que inició a las 09:08 horas, no se registraron disturbios.

Solo hubo un connato de bronca. A las 10:00 horas aproximadamente, entre dos grupos de personas que se dijeron nacionales de Venezuela y que de manera paralela se manifestaron en la esquina de Fray Servando y Congreso de la Unión, colonia Merced Balbuena, alcaldía de Venustiano Carranza.

Unos apoyaban la presencia de Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, en la toma de protesta de Andrés Manuel López Obrador; otro grupo mostraba pancartas de rechazo que lo calificaban de “dictador”, “asesino” y gritaban que “no eres bienvenido a México”, además criticaban la llegada del mandatario e incluso, quemaron una piñata con la figura de Maduro.

A la misma hora, pero frente al Ángel de la Independencia en el Paseo de la Reforma, avanzó una marcha de integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), encabezada Eloy López Hernández, líder de la Sección 22 de Oaxaca.

Eran poco más de 200 personas que pedían la abrogación total de la “mal llamada reforma educativa” y dieron un plazo de seis meses al presidente López Obrador para cumplir su petición.

Su camino fue tranquilo, solo se cerró a su paso uno de los carriles central del Paseo de la Reforma, con dirección al Centro, pero no llegaron hasta el Zócalo, como tenía previsto, su marcha concluyó sin incidentes en el Hemiciclo a Juárez.

Salvo estos dos eventos y una protesta frente al hotel Imperial, donde se preveía la llegada del Presidente Nicolás Maduro, no hubo otra movilización durante este sábado 1 de diciembre.

En constantes recorridos realizado por El Financiero, tampoco se advirtieron grandes o aparatosos dispositivos de seguridad en el Zócalo capitalino, donde se llevó a cabo un evento masivo a favor del presidente López Obrador.

A diferencia de algunos eventos políticos o artísticos que se realizan en la plancha, esta vez no hubo arcos detectores de metal ni revisión, por parte de la policía, a miles de personas que, desde las 07:00 horas, comenzaron a llegar a la plaza de la Constitución.

Lo que si se observó durante todo el día fue la presencia de decenas de policías y miembros del desaparecido Estado Mayor Presidencial que, vestidos de civil, realizaban constantes recorridos por las calles del Centro Histórico.

Hasta las 14:30 horas de este sábado, la policía reportaba saldo blanco en los distintos puntos de la capital.