Nacional

Segundo debate en Coahuila, ganan las propuestas sin fundamento 

Se inició el debate con el tema de desarrollo económico, el segundo tema fue finanzas públicas, el tercero transparencia y finalmente desarrollo social. 
Corresponsal Madga Guardiola | Enrique Morales 
04 mayo 2017 23:18 Última actualización 05 mayo 2017 0:2
Coahuila. (Magda Guzmán)

Coahuila. (Magda Guzmán)

TORREÓN.- De nueva cuenta ganan las descalificaciones y los señalamientos negativos entre los candidatos al gobierno de Coahuila al celebrarse el segundo debate político que se llevó acabo con la organización del Instituto Electoral de Coahuila.

El escenario del Teatro Nazas fue el marco para que los casi 600 invitados presenciaran debatir a Miguel Ángel Riquelme del PRI y la coalición “Por un Coahuila Seguro”, Guillermo Anaya Llamas del PAN y la “Alianza Ciudadana por Coahuila”, Mary Telma Guajardo Villarreal del PRD, Armando Guadiana Tijerina de Morena, y José Ángel Pérez Hernández del PT, así como los candidatos independientes Javier Guerrero García y Luis Horacio Salinas Valdez.

Su inicio se tenía marcado para las 19 horas de acuerdo a lo marcado en la agenda y se arrancó de manera puntual, otorgando un minuto a cada uno de los candidatos para su presentación.

Se dieron cuatros rondas con los temas ya mencionados, se inició con desarrollo económico con la propuesta de Riquelme Solís, para proseguir otorgando esta misma oportunidad en finanzas públicas, transparencia y desarrollo social, respectivamente a Guadiana Tijerina, Pérez Hernández y Guerrero.

Después de terminada cada ronda se les otorgó dos minutos para réplica a cada uno de ellos, espacio de tiempo que no perdían para poder atacar a sus contrincantes de acuerdo a cada una de sus estrategias, donde los más vapuleados fueron los abanderados del PRI, que fue señalado como la continuación de los Moreira en el poder, y del PAN a quien se les recordaron sus presuntos vínculos con personalidades del narcotráfico y su enriquecimiento personal y familiar que de acuerdo a los reportajes citados no tiene explicación.

Se tuvo la participación del periodista Carlos Puig como moderador, quien cabe señalar tuvo un desempeño limpio en los tiempos otorgados y no se equivocó al mencionar los nombres de los participantes en este segundo ejercicio político.

De los temas más recurrentes entre los participantes fue la mega deuda que guarda el estado que de acuerdo a las estimaciones es mayor a los 35 mil millones de pesos y cada año se destinan más de tres mil millones de pesos en puros intereses bancarios y tan solo se cubren poco más de 250 MDP a capital, condición que marcaron por igual cada uno de ellos y que coincidieron en señalar que de no resolverse una negociación en esta materia, Coahuila en mediano plazo estaría en una situación aún pero a la que ya enfrenta actualmente.

Así mismo se repitió con insistencia que el PRI y el PAN son lo mismo, ya que al ser los partidos que tienen mayor número de gobernadores en el poder, los casos de corrupción más sonados a nivel nacional han sido protagonizados por miembros de estos, condición que marcaron como suficiente para que no se les favoreciera con el voto ciudadano este próximo cuatro de junio.

En este tema todos coincidieron, a excepción de Riquelme, en que se castigaría a los funcionarios corruptos que permitieron que la deuda creciera hasta los niveles señalados y que no permiten que se atiendan de manera adecuada los temas de medicamentos en el sistema de salud así como en los programas sociales.

Sobre esto último, Pérez sentenció que es su intención emprender no una cacería de brujas, sino de ratas, esto sólo por mencionar un ejemplo del tipo de lenguaje y de calificativos a los que se recurrió a lo largo de este ejercicio en el que, como ya se mencionó, se confrontaron más las agresiones verbales que las ideas propositivas.