Nacional

Seguiremos luchando por acceso a educación: Ayotzinapa

La generación 2011-2015 de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa concluyó sus estudios con una ceremonia cívica cultural. Al evento asistieron Elena Poniatowska y Juan Villoro quienes apadrinaron a los 122 de egresados de Educación Primaria y Educación Física.
Zenyazen Flores
18 julio 2015 18:35 Última actualización 18 julio 2015 18:35
Ayotzinapa

Actualmente en el plantel hay 400 alumnos que buscan concluir sus estudios para graduarse. (Alejandro Meléndez)

La  Escuela Normal Rural "Raúl Isidro Burgos" de Ayotzinapa clausuró esta tarde el ciclo escolar 2014-2015 durante el cual se registró la desaparición de 43 estudiantes, y realizó un evento cívico cultural con el que se graduaron 122 estudiantes de la generación 2011-2015.

Eduardo Maganda, secretario general del Comité Estudiantil de Ayotzinapa, dijo que en el ciclo que concluye "hemos sufrido mucho y no ha sido fácil para nadie llegar a este 18 de julio, pero estamos aquí decididos a seguir luchando para que más compañeros puedan acceder a la educación superior en nuestra escuela".

Al evento asistieron los escritores Elena Poniatovska y Juan Villoro, así como el actor Héctor Bonilla, quienes apadrinaron a los recién egresados de la Licenciatura en Educación Primaria y Educación Física, y se pronunciaron en contra de la desaparición forzada y a favor de que los futuros maestros continúen su lucha en defensa de la educación rural.

Maganda indicó que en el plantel hay 400 alumnos que buscarán concluir sus estudios para graduarse como hoy lo hicieron sus compañeros y mencionó que los estudiantes provienen principalmente de los estados de México, Oaxaca, Veracruz, Chiapas, Morelos, Puebla, Michoacán, incluso de Sonora y Zacatecas.

"Esto sólo refleja la necesidad educativa que tiene el país y de que la pobreza y la marginación aún no se terminan en el México de la transformación", expuso al recordar que hoy se cumplen 295 días de la desaparición de 43 normalistas.

El líder estudiantil apuntó que la generación 2011-2015 tiene un saldo de siete estudiantes muertos tras diversos enfrentamientos durante los cuatro años de esa generación.

"Nos han asesinado a siete compañeros y tenemos un deber moral todos por ser maestros rurales de seguir acompañando a los padres de familia y a los compañeros de la escuela en su lucha por la defensa de la escuela y en lucha por los compañeros desaparecidos", expresó.

Por separado, el director de la escuela normal, José Luis Hernández, dijo que tanto a los 122 estudiantes graduados como al resto de los normalistas, se les validó el ciclo escolar con trabajos especiales y en el caso de los egresados también se consideró su tesis, ya que tras los hechos del 26 de septiembre de 2014, cuando desaparecieron los 43 normalistas, las clases no fueron regulares.