Nacional

Sección 22 culpa a Segob de retrasar regreso a clases en Oaxaca

David Estrada Baños, secretario de relaciones de la Sección 22 del SNTE, dijo que el retraso en el regreso a clases en Oaxaca será culpa de la Secretaría de Gobernación por no querer reanudar el diálogo. 
Quadratin
11 junio 2015 14:32 Última actualización 11 junio 2015 14:40
La CNTE mantiene plantón en el zócalo de Oaxaca. (Eladio Ortiz)

La CNTE mantiene plantón en el zócalo de Oaxaca. (Eladio Ortiz)

OAXACA.- El retraso en el regreso a clases en Oaxaca será culpa de la Secretaría de Gobernación (Segob), quien mantienen la cerrazón para reanudar el diálogo dijo aquí David Estrada Baños, secretario de relaciones de la Sección 22 del SNTE.

Entrevistado durante la marcha que inició en el mercado zonal de Santa Rosa y llegará al Zócalo, el representante sindical dijo que al término de la marcha en el Distrito Federal, los estados integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) decidirá el rumbo de su protesta.

“Nosotros hemos procurado el diálogo, pero la Secretaría de Gobernación nos ha cerrado, ellos dicen que se regrese a clases, pero el retraso en el regreso a clases va a ser culpa de Segob, no de nosotros”, agregó.

Este jueves la Sección 22 del SNTE cumple 11 días de haber suspendido clases, primero por su participación en el llamado boicot electoral y la segunda semana –que está por concluir–, en rechazo al anuncio de la evaluación.

Consideró también que la detención de los integrantes de las organizaciones que participaron con el magisterio durante los disturbios del 7 de junio es una forma de presión del gobierno federal para evitar que continúen apoyando al magisterio.

Sin embargo, dijo, qué otras acciones se van a tomar hasta que la Secretaría de Gobernación reanude el diálogo.

“Hay algunos puntos que ya puso Segob, es lo que van a revisar los estados que están en el DF, pero habrá clases hasta que se reanude el diálogo”, advirtió.

En Oaxaca son más de un millón 300 mil niños en 14 mil escuelas de educación básica que se han quedado sin clases por las protestas magisteriales.