Nacional

Cifra de pensionados se triplicará en 2030, alerta la Consar

La Comisión de Seguridad Social de la Cámara de Diputados expuso el panorama del sistema de pensiones en nuestro país, ante fenómenos como el acelerado crecimiento demográfico, gasto pensionario y volatilidad financiera.
Víctor Chávez 
14 marzo 2017 21:46 Última actualización 14 marzo 2017 22:18
adultos

Adultos mayores (Cuartoscuro)

El presidente de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), Carlos Ramírez Fuentes, alertó que para el 2030 se revertirá el bono demográfico y habrá un fenómeno de envejecimiento, con lo que “se triplicarán las personas en situación de retiro, pero no así las personas laborando”, aclaró.

Expuso ante legisladores de la Comisión de Seguridad Social de la Cámara de Diputados el panorama del sistema de pensiones en nuestro país, en el que se presentan fenómenos como el acelerado crecimiento demográfico, gasto pensionario y volatilidad financiera.

Ramírez Fuentes detalló que el rubro que más crece de todo el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) es el gasto para pago de pensiones, principalmente por lo que se conoce como “generaciones de transición”, que son las personas que cotizaban en el anterior sistema en el que esos ingresos eran primordialmente subsidiados.

Resaltó el modelo de Cuentas Individuales, ya que permite a cada trabajador ahorrar de manera bimestral y tiene ventajas como que el ahorrador siempre recibe el beneficio de su capital y sus recursos son heredables, la movilidad entre sector público y privado, y que el empleado puede elegir entre 11 Afores y cambiarse.

Precisó que el monto invertido en este esquema es de 2.8 billones, que equivale a alrededor del 15 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), y aseguró que la expectativa es que crezca aceleradamente en los siguientes años. “El dinero en cuanto entra se pone a trabajar y eso a veces pasa desapercibido, pero se genera actividad productiva, empleo y crecimiento económico”.

Aseguró que “los ahorros de los trabajadores cercanos al retiro tienen liquidez, por lo que están seguros. Las elecciones de Estados Unidos causaron volatilidad y las tasas de interés se incrementaron de manera significativa; sin embargo, fue una buena noticia para los ahorradores de largo plazo.

Expuso que “las Afores toman el dinero de los trabajadores y lo invierten y el cómo lo hacen es fundamental para pagar buenos rendimientos y buenas pensiones. No hay ningún sector donde no participen de alguna forma las Afores. Se invierte en infraestructura, salud, vivienda, electricidad, educación, turismo, alimentos y otros”.

Puntualizó que los recursos se invierten en deuda gubernamental y corporativa. “El rendimiento no está garantizado, pero nunca el trabajador ha perdido capital. Los ahorradores no se tienen que preocupar porque el capital no se afecta, los rendimientos sí, pero la tendencia es a la alza”.

Explicó que con el sistema pensionario anterior  “un trabajador topado en el seguro social con 25 salarios mínimos, tiene una pensión de aproximadamente del 80 por ciento de su salario, es decir, alrededor de 40 mil pesos, y una pensión de ese tamaño cuesta 13 millones y medio de pesos, de los cuales 12 son subsidio, es decir, las reglas anteriores eran muy generosas”.

No obstante, afirmó que ante los cambios poblacionales los países han tenido que adaptarse a esquemas en los que hay más personas retiradas y menos jóvenes para financiar los retiros. “Observamos que se aumentan las edades de retiro y hay cambio de fórmulas para definir beneficios”.

Refirió uno de los grandes retos es la falta de incentivos de ahorro voluntario y acelerar la tendencia en reducción de comisiones, y recomendó integrar los distintos pilares de pensiones y que estos se comuniquen, a fin de poder enfrentar ese complejo desafío.

Indicó que para obtener una pensión digna, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) refiere que una pensión de alrededor del 50 por ciento del salario de un trabajador es digna, y recomienda ahorrar el 12 de dicho salario.