Nacional

Se incendia almacén
de la Secretaría de Salud en Chilpancingo

En el almacén había edicamento, papelería, materiales de limpieza, mobiliario, y accesorios; se trata del segundo incendio en un lapso de 24 horas. Autoridades garantizaron el abasto de medicamentos en los centros hospitalarios de la entidad. 
Rosario García Orozco/Corresponsal
23 febrero 2015 8:44 Última actualización 23 febrero 2015 9:40
Chilpancingo

El incendio se registró la madrugada de este lunes; en la imagen lo bomberos trabajan para sofocarlo. (Rosario García Orozco)

CHILPANCINGO. Por segundo día consecutivo se registró un incendio en el almacén central de la Secretaría de Salud de Guerrero, lo que representa pérdidas millonarias en medicamento, papelería, material de limpieza, mobiliario y accesorios para los centros hospitalarios y clínicas de salud de toda la entidad.

El primer incendio se registró cerca de las 4:00 horas de este domingo; el siniestro ocasionó daños en las tarimas de madera, la papelería, carteles, cartillas de vacunación, gasas, material de curación, zapatos, batas y pantalones, sin que alcanzara totalmente el área de medicamentos, por lo que la dependencia aseguró que el abasto está garantizado.

La conflagración fue sofocada alrededor de las seis de la mañana, gracias a la intervención inmediata del velador y el vigilante, quienes usaron al menos 12 extintores para tratar de controlar las llamas y posteriormente apoyaron en el lugar los elementos de bomberos y Protección Civil del estado con cuatro unidades cisterna.

Debido a estos hechos se inició un acta circunstanciada y el jefe del Almacén, Luis Alamillo y Arce, junto a los representantes legales de la Secretaría de Salud, Guillermina Villanueva Gómez y Hebert Aguirre López, acudieron a la agencia del Ministerio Público del fuero común para que se haga la investigación correspondiente, se deslinden responsabilidades y se conozcan las causas del siniestro.

El área afectada por el incendio es de aproximadamente 200 metros cuadrados y no alcanzó la zona donde se encontraban 88 garrafas con alcohol, que fueron sacadas de inmediato por el velador y el vigilante, así como por los bomberos y elementos de Protección Civil, con lo que se evitó una explosión y que el siniestro fuera de mayores dimensiones.