Nacional

Riesgos en la elección de Guerrero

En Guerrero existen 'focos rojos' en dos de nueve distritos electorales, en donde el INE ha enfrentado ya diversas protestas e incluso amenazas.
Integralia
08 febrero 2015 22:42 Última actualización 09 febrero 2015 5:0
En Guerrero hay dos distritos con 'focos rojos' rumbo al proceso electoral del próximo 7 de junio. (Archivo/Cuartoscuro)

En Guerrero hay dos distritos con 'focos rojos' rumbo al proceso electoral del próximo 7 de junio. (Archivo/Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. A cuatro meses de la jornada electoral del 7 de junio, persiste la amenaza de que en dos de los nueve distritos del estado de Guerrero –correspondientes a las cabeceras municipales de Tlapa (distrito 5) y de Chilpancingo (distrito 7)– no se puedan celebrar los comicios.

Guerrero cuenta con 2.36 millones de personas inscritas en la lista nominal de electores, con información actualizada al pasado 30 de enero. Los distritos de Tlapa y Chilpancingo suman más de 543 mil electores. En esos dos distritos el Instituto Nacional Electoral (INE) ha enfrentado muchos obstáculos para operar la organización de las elecciones por diversas protestas y amenazas; incluso el Consejo General aprobó recientemente medidas y acciones extraordinarias para integrar mesas directivas de aproximadamente mil 99 casillas a instalar.

Un riesgo político es que los grupos rebeldes logren bloquear la organización de la elección o impedir la instalación de casillas el día de la jornada y con ello dar paso a la anulación de la elección de diputados y ayuntamientos en las zonas conflictivas o incluso la de gobernador.

elecciones_en_guerrero2015

Una elección se anula si no se instala el 20 por ciento o más de las casillas de una demarcación (distrito, municipio o entidad). Como Tlapa y Chilpancingo suman 559 casillas que representa el 20.17 por ciento de toda la entidad, si la amenaza en esas zonas fuera exitosa al 100 por ciento, se podría anular la elección de gobernador. A pesar de las amenazas, no existen mecanismos constitucionales para suspender las elecciones en Guerrero.

Hay dos escenarios posibles. El primero es que se realicen los comicios de acuerdo a lo programado a pesar de las amenazas y bloqueos de la CETEG y del Movimiento Popular de Guerrero (MPG). Esta semana inicia la capacitación de funcionarios de casilla con un retraso de casi dos meses y se anunciaron medidas para la selección de supervisores y capacitadores electorales, así como acciones para flexibilizar la notificación y capacitación de los ciudadanos que fungirán como funcionarios de las mesas de casilla.

El segundo es que se bloquee la capacitación de funcionarios, se mantengan cerradas 6 de las 9 juntas distritales del INE y que antes de la jornada electoral la propia autoridad electoral se declare incapaz para instalar casillas en ciertos distritos porque no se pudo cumplir el calendario de la capacitación, o bien, que el día de las votaciones los grupos disidentes impidan a los funcionarios la instalación de las casillas.

En el peor escenario el Instituto Electoral Estatal tendría que convocar a comicios extraordinarios el 27 de octubre de 2016, 12 meses después de concluido el actual periodo de la administración estatal.