Nacional

Rector Graue minimiza narcomenudeo en la UNAM: “no es grave”

Enrique Graue explicó que los alumnos se deben alejar de las drogas. Sin embargo dijo que el narcomenudeo que suscita en la institución no es tan grave.  
Mariana León 
16 agosto 2017 22:1 Última actualización 17 agosto 2017 5:0
Enrique Graue, rector de la UNAM, ayer, con estudiantes.

Enrique Graue, rector de la UNAM, ayer, con estudiantes.

CIUDAD DE MÉXICO.- El rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue, explicó que el problema de narcomenudeo que existe en la institución “no es gravísimo”, pero pidió a los estudiantes alejarse de las drogas.

En entrevista después de encabezar la ceremonia de bienvenida a los estudiantes del ciclo escolar 2017-2018, se le cuestionó al rector sobre la venta de estupefacientes en los campus universitarios.

-¿El narcomenudeo y la inseguridad son una percepción equivocada?, se le preguntó.

“¡Claro que es equivocada! No es que no exista narcomenudeo, pero no es un gravísimo problema...ni por mucho”, respondió.

Durante la ceremonia, hizo una petición a los jóvenes: “No se acerquen a los menudistas, aléjense de ellos, viven en mundos oscuros y su presencia en estos alrededores puede generar inseguridad. Hagamos todos, dentro de nuestros ámbitos de acción, la mejor de las universidades”.

Enrique Graue también habló sobre los errores en las calificaciones de los exámenes de nuevo ingreso en bachillerato; sobre cuáles serían las sanciones contra los responsables de los puntajes equivocados, señaló: “Se están analizando las responsabilidades y se actuará. Hay un contrato y lo vamos a revisar”.

No dio detalles sobre con quién se firmó ese contrato para la revisión de los exámenes que se aplican a través del concurso de la Comisión Metropolitana de Educación Media Superior (Comipems).

Graue Wiechers dijo que “desde un principio estuve perfectamente consciente de la angustia y desazón que este error provocó en algunos de ustedes y de la incertidumbre que genera la sociedad y no podíamos tolerar injusticias ni ocultar verdades, por más que nos incomodara. La Universidad sólo puede actuar con veracidad y rectitud. Por ello, reconocimos el error, se subsanó e ingresaron aquellos que alcanzaron el puntaje requerido. Tres mil 613 aspirantes adicionales fueron aceptados”, recordó.

Y agregó: “sabemos muy bien que estos exámenes son, para quienes los presentan, de gran importancia y consecuencia, pues de su desempeño depende su ingreso a la Universidad. Pero lo son también para sus familias que depositan en nosotros la esperanza de la educación de sus hijos y la confianza de una decisión transparente e imparcial y lo es para el prestigio de la universidad”.