Nacional

Recorte al gasto público mitigará ajustes para 2016

El recorte al gasto público que anunció el viernes la SHCP es una alternativa que reduce riesgos económicos los próximos años consideraron analistas. "Es una medida preventiva que permite recortes menos profundos", dijo economista en jefe de Barclays.
Redacción 
30 enero 2015 21:33 Última actualización 31 enero 2015 5:0
Luis Videgaray, secretario de Hacienda

Luis Videgaray, secretario de Hacienda, anunció un recorte de 124 mil 300 mdp al gasto de 2015. (Tomada de Livestream)

El recorte al gasto que anunció la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) reduce los riesgos para los próximo años, consideraron analistas.

Para Marco Oviedo, economista en jefe de Barclays con el anuncio se reduce la posibilidad de posibles recortes en el próximo año. “Es una medida preventiva que permite recortes menos profundos y un ajuste más suave para 2016”, indicó en un reporte.

Al respecto, Mario Correa, economista en jefe de Scotiabank, la racionalización del gasto público desde hoy es positiva, ya que se asegura una posición fiscal sólida para los próximos años, y además se evita una presión sustancial sobre las finanzas públicas para 2016.

En su opinión, ahora que se replanteará más a fondo el ejercicio del gasto para 2016, también se debería revisar la política fiscal por el lado de los ingresos, para permitir cierto alivio a los hogares y empresas del sector privado.

El secretario de Hacienda, Luis Videgaray, anunció el viernes que se hará una revisión a la estructura del gasto para permitir una reingeniería de la administración pública que se incluirá en la elaboración del presupuesto para el próximo año.

El funcionario indicó que se abandona la práctica de un presupuesto inercial y se realizará un ejercicio a fondo para eliminar programas o unidades administrativas del gobierno que presenten duplicidad.

Analistas de BBVA Bancomer opinaron que el recorte anunciado es positivo, y que mitigará los efectos negativos que podrían tener los bajos precios del petróleo para el año entrante. “La medida tomada mitiga los riesgos de tener que hacer una reducción drástica del gasto público en 2016”, apuntaron en un reporte.

Según cálculos de este banco, si el precio del crudo no se recupera para el próximo año y sin coberturas petroleras, el escenario para las finanzas públicas luce menos alentador, ya que se dispondrían de menores ingresos para cubrir las necesidades del gasto. Con un precio de la mezcla mexicana de exportación en 40 dólares, el faltante de ingresos sería de unos 76 mil millones de pesos.