Nacional

Rechazan expertos la iniciativa por peligrosa y regresiva

El legislador y constituyente panista Federico Döring señala que la iniciativa es un despropósito, una aberración y un retroceso, porque es un nuevo gravamen al particular.
Víctor Chávez
06 diciembre 2016 22:48 Última actualización 07 diciembre 2016 5:0
Federico Döring, delegado del PAN en Sinaloa. (Archivo/Cuartoscuro)

Federico Döring, delegado del PAN en Sinaloa. (Archivo/Cuartoscuro)

Juristas y legisladores constituyentes con trayectoria parlamentaria, entrevistados por El Financiero, advierten que la propuesta constitucional del Gobierno de la Ciudad de México, de apropiarse de la plusvalía en el valor de los bienes inmuebles de la ciudadanía, es “regresiva, peligrosa y atentatoria contra la propiedad privada”.

Aunque la constituyente del PRD, Cecilia Soto, sostiene que “no hay tal apropiación, porque no podemos ni queremos estar por encima del 27 constitucional”, la doctora e investigadora en derecho constitucional del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, Pilar Hernández señala:

“La redacción de la propuesta del Gobierno capitalino en el artículo 21 no es clara, y cuando la ley no es clara se da espacio para cualquier interpretación, y al final, como sucede en este gobierno, siempre hacen lo que quieren, lo que sin duda pondría en riesgo la propiedad privada.

Para el priista y hoy constituyente, César Camacho, en la iniciativa “la plusvalía, tocada a mi juicio con cierta superficialidad en el proyecto, puede ser peligrosa y atentatoria del derecho de propiedad. Nos parece que la plusvalía, el aumento de valor de los inmuebles, debe tener como principal beneficiario al dueño de los inmuebles”.

El legislador y constituyente panista Federico Döring recalca también que la iniciativa “es un despropósito, una aberración y un retroceso, porque es un nuevo gravamen al particular que atenta contra la propiedad privada. Por supuesto que no contarán con el voto del PAN en esa redacción”.

Döring revela que, en privado, la propuesta es apoyada por Morena.

Soto insiste que “es un mecanismo, que existe en París, Berlín, para hacer mejoras a la ciudad con aportaciones mínimas de la ciudadanía, pero que deja intocable a la propiedad privada. Es aplicable para centros comerciales, negocios, edificios en renta, más que en viviendas. Sólo queremos empresarios prósperos y una ciudad mejor”.