Nacional

Protestas ciudadanas las encabezan partidos: jefe delegacional electo en Coyoacán

Vecinos de Coyoacán han pedido a Valentín Maldonado que audite la administración de Mauricio Toledo, exjefe delegacional pues argumentan que hubo varias irregularidades, entre ellas desvío de recursos, malos manejos en el presupuesto y hasta actos de corrupción, pero se negó a hacerlo.
Héctor Gutiérrez
03 agosto 2015 9:18 Última actualización 03 agosto 2015 9:18
Mauricio Toledo

El exjefe delegacional de Coyoacán, Mauricio Toledo es acusado de diversas irregularidades por habitantes de la demarcación. (Archivo/Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. Ante las protestas de las últimas semanas en la delegación Coyoacán, en las que vecinos de la demarcación exigieron la realización de auditorías a la administración de Mauricio Toledo, exjefe delegacional al que acusan de malos manejos, Valentín Maldonado, el jefe delegacional electo, les restó importancia y aseguró que están dirigidas por partidos políticos.

En las últimas semanas, un grupo de residentes de las colonias del centro de la demarcación realizaron una protesta en el Jardín Hidalgo para exigir a Maldonado que firmara un compromiso para realizar una auditoría a la administración de Toledo, argumentando graves irregularidades cometidas durante su administración, como desvío de recursos, malos manejos en el presupuesto y hasta actos de corrupción, aunque éste se negó a hacerlo.

Ante esto, Valentín Maldonado, en entrevista con El Financiero, señaló que “mi postura es muy clara: es natural que existan personas, grupos y fuerzas políticas que se inconformen y creo que hay que dejar que las instituciones resuelvan el tema jurídico y estas quejas que se han presentado”.

Añadió: “tengo la certeza de que las protestas que se han llevado a cabo en Coyoacán tienen que ver más bien con un tema político con matices que parecieran ser de la ciudadanía, pero que detrás de estos grupos existen intereses de por medio de otros partidos políticos”.

De esta forma dijo que su apuesta no será a hacer más grande esta expresión partidista e hizo una invitación a sumarse a su proyecto a aquellos vecinos inconformes que puedan aportar algo a su administración.

Sin embargo, tan solo unos días después, otro grupo de vecinos realizó un bloqueo a la Calzada de Tlalpan, a la altura de la colonia Espartaco, en demanda de que le fuera resuelto un problema de abasto de agua potable que vienen padeciendo desde varios meses atrás.

Al respecto, el jefe delegacional electo señaló que “cuando hay una ciudadanía que es afín a un partido político, que lo único que quiere es el ataque, el desprestigio, que quiere ponernos el pié, yo no le entro, Pero una vez que reciba la administración, si detecto alguna irregularidad, por supuesto que vamos a auditar, que vamos a señalar esto a la Contraloría General del Distrito Federal”.

No obstante, aceptó que la calidad de los servicios públicos que presta la delegación, como bacheo, alumbrado público, agua potable, alcantarillado, entre otros, han estado muy por debajo de lo que los coyoacanenses esperan. “Creo que necesitamos darle un giro a esta historia”, concluyó.