Dan luz verde a la remoción de escombros del colegio Rébsamen
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Dan luz verde a la remoción de escombros del colegio Rébsamen

COMPARTIR

···

Dan luz verde a la remoción de escombros del colegio Rébsamen

La procuraduría capitalina dijo que se realizó un peritaje en el que participaron especialistas de la dependencia y expertos independientes llevados por familiares de las víctimas.

David Saúl Vela
06/08/2018
Actualización 06/08/2018 - 15:30

CIUDAD DE MÉXICO.- Un nuevo peritaje resolvió que sí es procedente la remoción de escombros del Colegio Enrique Rébsamen, el cual colapsó con el sismo del 19 de septiembre de 2017 con un saldo de 26 personas fallecidas, entre ellos 19 niños.

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México informó que dicho peritaje se llevó a cabo este lunes y participaron especialistas de la dependencia, pero también expertos independientes llevados por familiares de las víctimas.

“Al continuar con las investigaciones relacionadas con los homicidios ocurridos en el inmueble ubicado en la calle Rancho Tamboreo 11 y 19, colonia Nueva Oriental Coapa, delegación Tlalpan, tras el sismo del 19 de septiembre de 2017, este día se llevó a cabo una reunión con cuatro grupos de peritos por parte de las víctimas y los imputados en la que se resolvió procedente la remoción de escombros”, dijo.

Mediante un escueto comunicado, la dependencia que encabeza Edmundo Garrido Osorio aseguró que antes de iniciar los peritajes, se realizó la inspección física del colegio, trabajo de laboratorio por parte de uno de los grupos de peritos y se efectuaron observaciones técnicas.

Indicó que por parte de la procuraduría capitalina estuvieron presentes la fiscal desconcentrada en Tlalpan, Alicia Rosas Rubí, y personal especializado de la coordinación general de Servicios Periciales y del área de Protección Civil.

La dependencia capitalina no informó cuándo iniciarán los trabajos de remoción de escombros que originalmente estaban programado para el 6 de julio pasado, pero que tuvieron que posponerse por oposición de los padres de algunos menores fallecidos.