Nacional

PRI y sus aliados tampoco
acuden a diálogo con la presidenta de San Lázaro

La panista Guadalupe Murguía convocó para la mañana de este martes, a todos los partidos y al secretario de Gobernación, aun diálogo en busca de instalar la nueva Mesa Directiva.
Víctor Chávez
05 septiembre 2017 11:31 Última actualización 05 septiembre 2017 15:24
Jucopo San Lázaro

(Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Los grupos parlamentarios del PRI y sus aliados el PVEM, Nueva Alianza y Encuentro Social ignoraron la convocatoria al diálogo que hizo la presidenta saliente de la Cámara de Diputados, la panista Guadalupe Murguía para la mañana de este martes, con el fin de poder instalar la nueva Mesa Directiva.

Aunque se espera una reunión de la Junta de Coordinación Política para tratar de llegar a acuerdos - a la que sí deben acudir todos los jefes de las ocho bancadas-, el PRI buscará lograr una votación mayoritaria en la sesión plenaria de este martes para instalar la
Mesa, que presidirá el priista Jorge Carlos Ramírez Marín.

Para su instalación se requiere una mayoría de las dos terceras partes de los legisladores que se encuentren presentes en el salón de sesiones.

De no lograrse el trámite antes de las doce de la noche de este martes, la actual presidencia concluye y no puede continuar, por lo que la Cámara se quedaría acéfala y sin poder funcionar, explicó el coordinador del PRI, César Camacho, quien dijo que hay una "laguna legal" y no hay ley que señale que hacer en estos casos.

Sin embargo, el coordinador del PAN, Marko Cortés, dijo que "sí hay una laguna legal, pero la interpretación es que, en caso de ausencia de una nueva presidencia, continuaría la que está en funciones".

La coordinadora de Morena , Rocio Nahle, dijo que no acompañará a los partidos PAN, PRD y MC en su lucha porque es sólo "una gresca entre el PAN y el PRI, que votaron en favor de Raúl Cervantes como fiscal por nueve años".

Aclaró que exigirá que se cumpla la Ley Orgánica de la Cámara de Diputados y que se instale la nueva Mesa Directiva.

Sin embargo dijo que no se prestará al juego del PRI y que no daría sus votos para que el priismo logre su mayoría en el pleno, sino que trabajará en favor de los acuerdos entre todos los partidos.

Además de no haber Mesa Directiva ni presidencia, en San Lázaro tampoco habrá Junta de Coordinación Política, ya que su actual presidente, el perredista Francisco Martínez Neri, informó que el también ya terminaría su función, y el nuevo presidente, el panista Marko Cortés, aun no asume el cargo.