Nacional

PRI reclama a PRD y PAN los desvíos de sus exgobernadores

La presidenta del PRD llamó al PRI a que detenga a los gobernadores salientes de Veracruz y Quintana Roo. La respuesta del PRI fue vino a través de un comunicado en el que pidió al PRD hacerse cargo, primero, de las irregularidades cometidas por el exgobernador de Guerrero, Ángel Aguirre.
Nayeli Cotés | Héctor Gutiérrez
11 julio 2016 0:9 Última actualización 11 julio 2016 5:0
Beatriz Mojica y Miguel Ángel Yunes Linares

Beatriz Mojica presidenta del Partido de la Revolución Democrática. (Tomada de @Beatriz_Mojica)

Las lideresas del PRD y del PRI polemizaron sobre los actos de corrupción presuntamente cometidos por gobernadores emanados de sus respectivos partidos.

Beatriz Mojica, responsable de la presidencia nacional del Partido de la Revolución Democrática, urgió a su homóloga del tricolor, Carolina Monroy del Mazo, a que detenga a los gobernadores salientes de Veracruz y Quintana Roo, ante sus acciones que alteraran el cauce de la administración pública de ambas entidades.

“Tanto (Roberto) Borge como (Javier) Duarte están despedazando la administración pública de ambas entidades, a fin de ocultar su ineficacia y corrupción; y esto atenta contra el Estado de Derecho, además de que es la mejor prueba de que los mandatarios no son unas blancas palomas”, aseguró la lidereza perredista.

La presidenta del PRI, señaló Mojica, ha dicho que es un error “la sana distancia entre el PRI y el Presidente y que el partido tiene que estar comunicado y de cerca con el jefe del Ejecutivo”.

Y añadió: “Si es cierto su planteamiento que hable con (el presidente) Peña Nieto y le informe que en Veracruz y Quintana Roo se están torciendo leyes para que malos funcionarios del PRI salgan sin responsabilidades”.

La respuesta de Carolina Monroy del Mazo vino a través de un comunicado en el que pidió al PRD hacerse cargo, primero, de las irregularidades cometidas por el exgobernador de Guerrero, Ángel Aguirre.

Hizo extensiva su afirmación al exmandatario de Sonora, el panista Guillermo Padrés cuya administración está siendo investigada por actos de corrupción.

“Para hacer el tipo de solicitudes que ambos institutos plantean (PRD y PAN), se requiere autoridad moral y tener credibilidad. El mismo entusiasmo con que critican a otros, deberían aplicarse para arreglar los asuntos que cada partido vive”, indicó.

Consideró que todos los partidos deben asumir la crisis por las que atraviesan, enmendar “de fondo” sus errores y lograr credibilidad entre los ciudadanos.

“El PRI no tolerará ningún acto fuera de la ley de ninguno de sus mili-tantes. Es deseable que la dirigencia del PAN se haga cargo de los temas de sus compañeros Padrés, de Sonora, y Margarita Arellanes, de Monterrey; y la del PRD tiene muchos asuntos qué atender, entre ellos el del exgobernador Aguirre”, concluyó.