Nacional

PRI, PAN Y PRD se acusan mutuamente de la corrupción e inseguridad

Enrique Ochoa acusó a Ricardo Anaya de no actuar contra del exgobernador de Sonora, mientras que el PRD, dijo, ha solapado a corruptos. El dirigente blanquiazul reviró y dijo que el PRI realizó una farsa al suspender derechos al gobernador de Veracruz.
Susana Guzmán
03 octubre 2016 11:59 Última actualización 03 octubre 2016 12:0
El presidente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza. (cuartoscuro)

El presidente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza. (cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Los líderes del PRI, PAN y PRD, Enrique Ochoa, Ricardo Anaya y Alejandra Barrales, respectivamente, sostuvieron un debate en el que se acusaron mutuamente de simular el combate a la corrupción.

Ochoa Reza acusó a Anaya de representar la doble moral del PAN pues lleva un año como presidente y no ha actuado en contra del exgobernador de Sonora, Guillermo Padrés mientras que el PRD, dijo, ha solapado a corruptos como Julio César Godoy y José Luis Abarca.

Anaya reconoció que el PAN tiene sus propios problemas en este tema y dijo que en su partido está abierto un proceso contra Padrés y otro en el caso de Margarita Arellanes, exalcaldesa de Monterrey y acusó al PRI de realizar una farsa con la suspensión de derechos al gobernador de Veracruz, Javier Duarte.

Agregó que no se ha actuado contra los gobernadores salientes de Chihuahua y Quintana Roo, César Duarte y Roberto Borge; de los Moreira (Humberto y Rubén) o de él mismo, a quien dijo “te llevaste de la CFE un millón 206 mil peso que no te correspondían”.

Ochoa Reza acusó a Anaya de mentir y no actuar empezando por su casa en los casos de Miguel Ángel Yunes, el caso Aguascalientes y los moches.

En Televisa, los dirigentes hablaron también de la inseguridad y ahí se acusaron de ser los causantes de los altos índices de delincuencia en el país; sobre la elección en el Estado de México, Barrales llamó a conformar un frente amplio contra el PRI en el que caben todos incluso Morena.

Ochoa, Anaya y Barrales cayeron también en las descalificaciones y las acusaciones al debatir sobre las condiciones en que se encuentra el país.

Mientras Ricardo Anaya acusó al PRI de tener al país “hecho un desastre” y Barrales dijo que “México está de la fregada”, Ochoa Reza reconoció que el país tiene que cambiar pero "no como dice Anaya que es en reversa" pues aseguró que el país ha crecido y que las reformas estructurales han creado nuevos empleos que ayudan a combatir la corrupción y la inseguridad.