Nacional

Instalan Mesa Directiva; recibe hoy presupuesto

La Cámara de Diputados ya tiene instalada la Mesa Directiva, que encabeza el priista Jorge Carlos Ramírez, y hoy recibirá del secretario de Hacienda, José Antonio Meade, el Paquete Económico para 2018.
Víctor Chávez
07 septiembre 2017 12:3 Última actualización 08 septiembre 2017 5:0
Cámara de Diputados. (Cuartoscuro/Archivo)

Cámara de Diputados. (Cuartoscuro/Archivo)

La Cámara de Diputados se encuentra lista, con su nueva Mesa Directiva y los protocolos oficiales instalados, para recibir este viernes al secretario de Hacienda, José Antonio Meade, que entregará el Paquete Económico con la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos de la Federación para 2018.

El coordinador del PRI, César Camacho, comunicó ayer por la mañana a los jefes de las bancadas del PAN, PRD y MC, que conversó con el presidente Enrique Peña Nieto y que acordaron retirar el “pase automático” del actual procurador general de la República como el nuevo fiscal general de la nación.

“Para seguir en la misma línea de acreditación, de que es nuestra posición que no haya pase automático, tengo elaborada una iniciativa de reforma a la Constitución, en el mismo sentido que la que el Presidente presentó” al Senado en noviembre del año pasado, y que cuenta ya –dijo– con 257 firmas de diputados del PRI, PVEM, Nueva Alianza y PES, informó, en conferencia de prensa, Camacho Quiroz.

Explicó que a la propuesta –que modifica el artículo Décimo Sexto Transitorio de la reforma constitucional aprobado– se le dispensarán todos los trámites, no se enviará a las comisiones legislativas y se discutirá y votará directamente el martes próximo en la tribuna, como un “asunto de urgente y obvia resolución”, para luego enviarse de inmediato como minuta al Senado.





Camacho aseguró que “hay ya toda la disposición manifiesta del PRI en la Cámara alta para que la minuta sea dictaminada, junto con la iniciativa que el Presidente envió desde noviembre al Senado, y que congeló la Junta de Coordinación Política, que presidía el PAN”.

Con esta decisión, el llamado Frente Amplio Opositor determinó levantar el paro legislativo y aceptó la instalación de la nueva Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, que presidirá el priista Jorge Carlos Ramírez Marín.

Al asistir también a San Lázaro, el presidente del PAN, Ricardo Anaya, dijo que el éxito de la resistencia legislativa “no es una medalla personal, es un triunfo de la sociedad civil organizada”.

Luego de que con rechiflas y gritos de “¡fuera! ¡fuera!”, los priistas abuchearon al panista Marko Cortés cuando quiso agradecer la disposición del PRI y abandonó el salón con toda su bancada, Ramírez Marín advirtió que no permitirá “que se rompa el orden en el salón de sesiones; los ánimos están tensos y caldeados por la elección presidencial”.

“Si las negociaciones aquí, ahora, se tienen que hacer, no entre los grupos parlamentarios, sino entre candidatos, eso sería terrible, en deterioro grave de la Cámara y le estaría abriendo un boquete al sistema político mexicano”, alertó.

NO ES UNA MEDALLA, SINO EL TRIUNFO DE LA SOCIEDAD: ANAYA

Por su parte, el presidente nacional del PAN, Ricardo Anaya, afirmó que el acuerdo “no es una medalla personal, es un triunfo de la sociedad civil organizada”.

“Los diputados del PAN, PRD y MC le han hecho un extraordinario servicio al país: no habrá 'fiscal carnal', y esto se debe a la resistencia legislativa que ellos dieron en la Cámara de Diputados. Por eso vengo a felicitarlos”, declaró.

Luego de una reunión con su bancada en San Lázaro, y de sostener en breve encuentro con los coordinadores parlamentarios del PRD, MC y del PAN, Anaya dijo que “ahora debemos ir por una reforma profunda al 102 constitucional, como lo propusieron ayer miércoles, organizaciones de la sociedad civil y que haya un proceso verdaderamente abierto y transparente para elegir al fiscal”.

Consideró que debe ser una persona que no milite en ningún partido político, con capacidad técnica probada y una solvencia moral incuestionable.

Rechazó que se haya tratado de un chantaje político de su parte, como lo acusa el PRI y consideró que “la resistencia de los diputados fue por una lucha legítima por una causa justa”.