Nacional

PRD en Senado renuncia a fuero constitucional

Miguel Barbosa, líder del partido en la Cámara alta anunció que el grupo envió la renuncia al presidente del Senado para que expida la constancia de reconocimiento y tome nota.
Susana Guzmán
27 septiembre 2016 13:46 Última actualización 27 septiembre 2016 14:6
Senadores PRD

Los senadores del PRD. (@SenadoresPRD)

CIUDAD DE MÉXICO.- El grupo parlamentario del PRD en el Senado de la República presentó su solicitud de renuncia al fuero constitucional que les confiere el artículo 111 de la Constitución Política, por considerarlo “un derecho a la impunidad”.

En conferencia de prensa, la bancada del PRD que encabeza Miguel Barbosa, hizo público el documento dirigido al presidente del Senado, Pablo Escudero, a quien solicita expedir la constancia de reconocimiento y toma de nota de la renuncia al fuero constitucional.

El líder parlamentario subrayó que de ser necesario, iniciarán un litigio ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). “Si no nos deja la ley vamos a litigar, tenemos abogados contratados, tenemos abogados especialistas en litigio estratégico para poder llegar a un Tribunal Colegiado de Circuito o y a la Suprema Corte de Justicia de la Nación”, dijo.

En el documento, los legisladores perredistas consideran que se vive un momento muy crítico por lo que es necesario pensar en acciones que redefinan el sistema político desde la base.

“Una sociedad democrática, sana, libre y digna, no puede consentir por más tiempo que sus representantes populares se encuentren indebidamente protegidos y, por tanto, posiblemente motivados a utilizar los recursos públicos para fines privados, o realizar cualquier otro tipo de conductas que pueden constituir delitos al saberse poseedores de una suerte de patente de corso, como es el fuero, y con ello dejar de servir al interés común de los mexicanos”.

Indican que “la renuncia al fuero constituye para los suscritos un acto de diferenciación dentro de la clase política nacional. “recordemos el dicho popular “el que nada debe nada teme”. Y es este tipo de garantías las que debemos comenzar a ofrecer a la gente si queremos, poco a poco, recuperar su confianza en nuestra labor y dignificar de nuevo la acción política”.

Aclaran que con la renunciar al fuero, no se afecta el interés público ya que se siguen desempeñando las funciones, tal y como se vienen realizando hasta el momento y en caso de ser detenidos en un futuro, a fin de ser sujetos a un proceso penal, los senadores suplentes cubrirán la función legislativa a cabalidad.

Tampoco, dicen, se perjudican los derechos de terceros “ya que aún y cuando el fuero es una prerrogativa que le pertenece al cargo y no a la persona s de los que suscriben el documento, lo cierto es que el cago es de las personas a las que representamos y esas personas esperan que actuemos de manera coherente con el discurso político y nuestra ideología siempre sostenida, es decir renunciando al fuero por considerarlo un derecho a la impunidad”.