Nacional

PRD cambia de presidente en un ambiente frío y formal

El exlíder del sol azteca, Carlos Navarrete, le dio un tour por las oficinas al nuevo dirigente del PRD, Agustín Basave; uno por uno pasaron cargados de papeles, para rendir informes al nuevo jefe.
Héctor Gutiérrez
10 noviembre 2015 0:42 Última actualización 10 noviembre 2015 5:0
Carlos Navarrete dejó la presidencia del PRD en manos de Agustín Basave. (Cuartoscuro)

Carlos Navarrete dejó la presidencia del PRD en manos de Agustín Basave. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Sólo pasaron unos minutos antes de que los titulares de las secretarías del PRD empezaran a desfilar por la oficina del nuevo líder del sol azteca, Agustín Basave. Pasaban, uno por uno, cargados de papeles, para rendir informes al nuevo jefe.

El teléfono de la oficina no dejaba de sonar (“llaman para felicitarlo”, diría la discreta secretaria).

Fue el clásico día de oficina para quien se presenta por primera vez: muchas llamadas telefónicas, muchas personas haciendo antesala para expresarle sus respetos (o quizás para que no los olvide ahora que es el jefe), mucha incertidumbre ante la imposibilidad de descifrar el carácter y la forma de mandar dentro del partido.

Agustín Basave empezó la jornada desde temprano. Tuvo cita a las siete y media de la mañana en Televisa, para pasar en el noticiero de Carlos Loret de Mola. Habló de la corrupción en su partido. Dijo que ésta no se tolerará.

Desde las diez de la mañana, Carlos Navarrete, el exlíder nacional del sol azteca, ya lo esperaba para terminar de afinar los detalles de la entrega-recepción del mando.

Los dos entraron a las oficinas de la presidencia nacional, ubicadas en el edificio de Benjamín Franklin, número 84, y Navarrete le dio un tour (que realmente no duró mucho más de dos minutos, pues la oficina es bastante pequeña) para luego, siempre en un ambiente de formalidad absoluta, charlar “en lo que llegan los papeles”.

Minutos después llegó Rosario Rosales, la actual secretaria de Finanzas y, para no hacerle el cuento largo –pues traía consigo un montón de papeles–, sólo leyó las partes sustanciales del acta a Basave y le dejó todo lo demás para que lo revisara “en cuanto tenga tiempo”.

Este acto no duró de 30 minutos. Ambos firmaron el acta y después Navarrete y Rosales salieron de la oficina, no sin dejar pasar la ocasión y tomarse unas fotos (ambos muy sonrientes) “para los periodistas y para nuestros registros”.

Todas las notas NACIONAL
PRI emite convocatorias para elegir candidatos al Congreso de la Unión
México responde a Trump: no pagará por el muro
Descarrila ferrocarril en Ecatepec; hay cinco muertos
Pide PRI fiscal anticorrupción; PAN no acepta ‘prisas de Meade’
Asesinados, 29 alcaldes del PRD en cinco años
Nayarit suma 228 ejecuciones, 173 desaparecidos...
3 de cada 4 mexicanos se sienten inseguros en las ciudades
'No queremos fiscal a modo', aclaran voceros de Meade
Hoy pesa más la persona que el partido político: Javier Lozano
Anuncio de PGR sobre extradición de Duarte, facilita su huída: Corral
Segob le dice a Corral que una autoridad no organiza mítines
Intento de motín en reclusorio de Neza deja tres internos heridos
Hijo de periodista asesinado en Nuevo Laredo pide protección
Morelos presume bandera blanca contra el analfabetismo
Víctor Hugo Romo no acudió a citatorio para declarar en la PGJ-CDMX
¡Cuidado con el frío! Se esperan nevadas en las siguientes regiones
Arriola reta a Barrales y a Sheinbaum a debatir
'El Bronco' ya tiene las firmas pero aún le falta para llegar a la boleta
Ofrece a Panal a exgobernador de Aguascalientes candidatura al Senado
Patrulla fronteriza de EU 'vandaliza' ayuda para migrantes
Camioneta y tren chocan en México, cinco personas mueren
INE rechaza filtración de datos de electores; promete investigación
Normalistas atacan oficinas de TSJ-Guerrero por desaparición de 43
Expresidente Echeverría goza de salud envidiable: abogado
Barrales: sobrecargo, senadora y ¿jefa de gobierno?
Sign up for free