Nacional

Dividir Iztapalapa y Gustavo A. Madero suma adeptos en Constituyente

La propuesta del Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF) de elevar de 16 a 19 las alcaldías de la Ciudad de México beneficiaría a la población, dice el secretario de la Comisión de Alcaldías de la Asamblea.
Felipe Rodea
15 noviembre 2016 10:36 Última actualización 15 noviembre 2016 12:3
delegaciones

(Especial)

CIUDAD DE MÉXICO.-  El diputado constituyente por el Partido de la Revolución Democrática, Julio César Moreno, se pronunció a favor de la propuesta del Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF) para pasar de 16 a 19 alcaldías.

De esta forma, se dividirían las aún delegaciones Gustavo A. Madero e Iztapalapa y adelantó que “en la Comisión de Alcaldías se hará todo lo posible para que el mapa de la Ciudad cambie de 16 a 19 alcaldías”.

El vicecordinador del grupo parlamentario del PRD, partido que se había opuesto a la propuesta, celebró el consenso que alcanzó pues los partidos al interior de la comisión consideran que la segregación territorial beneficiará a más de tres y medios millones de habitantes que se concentran en estas dos delegaciones.

Consideró la propuesta del IEDF viable y de las de mayor importancia, ya que de lo que se trata es consagrar en el máximo texto de la ciudad la garantía de mayores y mejores servicios en todos los rincones de la capital.

El también secretario de la Comisión de Alcaldías, aseguró que con la simple acción de dividir a Iztapalapa en tres alcaldías y a Gustavo A. Madero en dos, se lograría una mejor administración y desempeño de sus gobernantes ya que hasta el momento a pesar de ser las dos con mayores recursos son las que históricamente han concentrado mayor marginación poblacional en la capital del país.

Consideró urgente la división geográfica de ambas delegaciones pues su alta concentración de población genera más inseguridad, desabasto de agua y servicios urbanos deficientes, pero sobretodo, el grave problema es a la hora de realizar algún trámite necesario ante la delegación, pues no es lo mismo atender a una población de 400 mil que a una de casi dos millones de habitantes.

La viabilidad de esta propuesta se basa en el estudio del IEDF, que tomó en cuenta criterios de barrios y pueblos originarios para evitar dañar la identidad de cada una de las culturas y tradiciones que se realizan en las demarcaciones.