Nacional
bitácora política

¿Por qué Duarte ‘exhibió’ a PGR en primera audiencia?

Especialistas en materia jurídica penal analizaron en Bitácora Política las causas que permitieron a Javier Duarte dejar mal parada a la PGR durante su primera audiencia en México.
Redacción
19 julio 2017 20:30 Última actualización 19 julio 2017 21:2
nn

nn


​El analista en Seguridad Nacional Samuel González dijo en Bitácora Política que el juez de la primera audiencia se equivocó al permitir que se volviera un “circo”, que terminó por dejar mal parado a la PGR.

“Duarte venía muy preparado”, dijo. “Los quiso exhibir, el juez lo permitió y hay que decirlo con toda franqueza, el señor juez no pudo haber permitido este espectáculo”.

“Tenía tan comunicada el señor Duarte la acusación que hasta se la sabía de memoria, eso no era un momento para que el juez pidiera que se aportaran pruebas ni para cuestionar a la autoridad”, agregó.

Además, de acuerdo con González, el Código Penal como está redactado se equivoca al prohibir la entrada de cámaras a las audiencias y limitar el número de asistentes.

¿Por qué pusieron en el Código los diputados y senadores que no podemos acceder con cámaras a las audiencias?, comentó. “Yo confío mucho en los periodistas que estaban ahí, pero con todo respeto, no son técnicos, no son abogados y no conocen el sistema penal”.

Al respecto, el abogado penalista Francisco Javier Gaytán Cruz señaló que el desempeño de los agentes del Ministerio Público no fue negativo y se establecieron las bases suficientes para que Duarte pueda ser juzgado.

No todo es malo en esta audiencia”, dijo. “Aún debemos esperar a que el órgano jurisdiccional valore los datos de prueba que obran y determine si se puede seguir investigando a Javier Duarte o no”.

“La audiencia no tenía como fin probar nada, tenía como fin decirle simplemente de qué lo estaban investigando, podemos concluir que la PGR tampoco hizo tan mal trabajo”, agregó.

Gaytán dijo que la responsabilidad principal de que la primera audiencia de Duarte en México fuera tan caótica, tuvo que ver con la acción del órgano jurisdiccional.

Por su parte, el abogado criminalista Max Morales dijo que el proceso de Duarte es una oportunidad ideal para que el poder judicial mexicano sea puesto a prueba.

“Es una prueba de fuego para el poder judicial”, comentó. “La sociedad tiene las miras en su credibilidad, nunca como antes se está poniendo a prueba no sólo el sistema, sino también el comportamiento de los jueces”.