Nacional

Por austeridad, INE suspende construcción de torres gemelas en oficinas centrales

El consejero presidente, Lorenzo Córdova, detalló cinco medidas de austeridad para contribuir al uso de los recursos públicos en áreas socialmente prioritarias.
Magali Juárez  
11 enero 2017 17:27 Última actualización 11 enero 2017 17:54
Lorenzo Córdova, consejero presidente. (Cuartoscuro)

Lorenzo Córdova, consejero presidente. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Para contribuir a las medidas de austeridad en el país, el Instituto Nacional Electoral (INE) anunció la suspensión de la construcción de las torres gemelas proyectadas en sus oficinas centrales y la reducción en 10 por ciento de las remuneraciones de los consejeros electorales.

En conferencia de prensa, los integrantes del Consejo General anunciaron cinco medidas de austeridad que aplicará el organismo, que en primera instancia considera la suspensión del proyecto con el que concentrarían las oficinas del INE en su sede de Viaducto Tlalpan.

El consejero presidente Lorenzo Córdova detalló que la Cámara de Diputados destinó un total de mil 70 millones de pesos en los presupuestos de 2015 y 2016 para la construcción de dichas oficinas, recursos que se pondrán a la disposición de Hacienda para que la Federación defina su asignación a áreas prioritarias del Estado.

Precisó que el órgano electoral concluirá la etapa de planeación de la inversión inmobiliaria consistente en el proyecto ejecutivo de las nuevas instalaciones, así como el plan maestro, de modo que cuando el contexto económico sea favorable, se realice la edificación, pues recordó que el propósito era ahorrar los recursos que se erogan para el pago de rentas de las oficinas, que ascienden a más de 100 millones de pesos al año.

Córdova indicó que la segunda medida de austeridad que implementará el INE es la reducción en 10 por ciento de las remuneraciones de los consejeros electorales y de la Junta General Ejecutiva ampliada.

Como un tercera medida, agregó que tanto los miembros del Consejo General como de la Junta General Ejecutiva renunciarán a la prestación de los servicios de telefonía celular, gastos que serán asumidos por cada funcionario electoral.

El consejero presidente adelantó, como cuarto punto, que en febrero revisarán medidas de austeridad adicionales, como la política de uso de los vehículos oficiales y, en este sentido, puntualizó que pese al incremento en los costos de las gasolinas, el INE no aumentará los gastos asignados para este fin.

Finalmente, explicó que en el INE se implementará un mecanismo inédito de rendición de cuentas, pues hará público el ejercicio presupuestal cada trimestre, lo que significa la presentación de los informes durante el ejercicio fiscal y no hasta su conclusión.