Nacional

Por austeridad Cabeza de Vaca reduce salarios en Tamaulipas 

El Gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, como medida de auteridad anunció  reforma administrativa para permitir la fiscalización eficiente de los recursos públicos,
Corresponsal Perla Reséndez
02 febrero 2017 16:58 Última actualización 02 febrero 2017 16:59
Javier García Cabeza de Vaca, gobernador de Tamaulipas. (Tomada de @fgcabezadevaca)

Javier García Cabeza de Vaca, gobernador de Tamaulipas. (Tomada de @fgcabezadevaca)

VICTORIA.- El Gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, anunció un severo ajuste al cinturón que permitirá un ahorro de más de 680 millones de pesos a lo largo del año, recursos que dijo se destinarán en su totalidad a mitigar el impacto del aumento de los precios a las familias tamaulipecas.

En conferencia de prensa en el Salón Independencia de Palacio de Gobierno, el Gobernador anunció diez medidas de recorte de gasto corriente y austeridad en el gobierno.

Reducción de sueldos y salarios del Gobernador, secretarios, subsecretarios y titulares de los organismos públicos descentralizados en 10 por ciento; ajuste en sueldos y salarios, mediante el análisis de duplicidades de puestos y funciones, así como congelamiento de vacantes por 240 millones.

Una reforma administrativa para permitir la fiscalización eficiente de los recursos públicos, mejorando estructuras y procesos de ejecución de gasto; reducción del presupuesto destinado a viáticos, convenciones, gastos de representación y comunicación social por 200 millones de pesos.

Reducción del 25 por ciento del parque vehicular, con excepción de unidades de salud y seguridad pública, eliminando el gasto en mantenimiento y refacciones relacionado por un monto de 19 millones de pesos.

Además se disminuirá el consumo de combustible en un 25 por ciento; así como los costos de los servicios de fotocopiado, telefonía, vigilancia y mensajería, generando ahorros por 44 millones.

Se incrementará el uso de medios electrónicos para la eliminación progresiva del gasto en papel y otros insumos hasta por 23 millones y se revisará cada uno de los arrendamientos de los inmuebles para determinar si son necesarios –sin afectar la prestación de servicios de infraestructura crítica- para generar ahorros de hasta 22 millones de pesos.